Prisión domiciliaria para el imputado por el homicidio de Alejandro Battaglia

Familiares y amigos de Alejandro Battaglia, asesinado en la zona de chacras de El Faro, en Kilómetro 15, fueron este miércoles a Fiscalía, reclamando el fallo que le otorgó la prisión domiciliaria al único imputado por el crimen que sucedió el lunes 11 de enero.

Se trata de José Díaz, quien fue imputado por el homicidio ocurrido el lunes 11 de enero al mediodía en Km 15, en la zona de El Faro. Julio César Battaglia golpeó a su asesino con un fierro y después recibió la puñalada mortal, según atestiguó su propio hijo. En ese momento, el juez le dictó dos meses de prisión preventiva para Díaz.

El fiscal Marcelo Crettón detalló que eran alrededor de las 11:30 cuando el imputado José Raúl Díaz llegó hasta el domicilio de la víctima y protagonizaron una fuerte discusión. El acusado tenía en su poder un arma blanca y le asestó a Battaglia una certera puñalada que le atravesó el corazón. La abundante pérdida de sangre provocó la muerte del hombre de 29 años oriundo de la provincia de Salta.

El fiscal imputó a Díaz por el delito de homicidio simple En ese marco, se le dictó 2 meses de prisión preventiva. Ayer, se conoció que le otorgaron la prisión domiciliaria.

Este miércoles, Familiares y amigos de Alejandro Battaglia, fueron a Fiscalía, reclamando el falló. Abigail González, esposa de la víctima contó – a Comodoro 24- que “me llamaron para avisarme de que a él le otorgaron la (prisión) domiciliaria. La verdad, me da bronca, impotencia. ¿Dónde está la Justicia?” se preguntó.

“No pensaron un segundo los jueces en mí, ni en mis hijos. Yo los responsabilizo a ellos, tanto al fiscal que lleva la causa de mi marido, porque ellos tomaron esta decisión”, dijo la mujer.

“Hoy, yo estoy sola con mis tres hijos. A mí ¿quién me da la seguridad que voy a estar bien con mis hijos?” señaló y agregó que tanto el acusado como su familia, hasta el momento, siguen viviendo en sector de El Faro.

Sobre el final, González explicó que “yo no tengo plata para pagar un abogado, ellos si” y reclaman que “el fiscal que lleva la causa que vuelva a apelar y que no tenga la domiciliaria”.

Battaglia era un joven muy apreciado en varios sectores de la ciudad, donde se lo conocía por su colectivo acondicionado con el que repartía alimentos entre quienes lo necesitaban.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico