Ratifican condena de 13 años de prisión para el joven que agredió a su beba en Río Mayo

La Cámara Penal de Comodoro Rivadavia confirmó parcialmente la pena de 13 años de prisión contra el joven de 18 años que fue condenado por lesiones a su pareja y a su beba, cometidas el año pasado en Río Mayo. Sin embargo, el tribunal revocó la condena en lo referente al delito de amenazas simples.

La Cámara Penal de Comodoro Rivadavia confirmó en segunda instancia la condena contra un joven de 18 años que había recibido una pena de 13 años de prisión por haber golpeado a su pareja y a su beba, el 13 de febrero de 2017 en Río Mayo.

El caso fue investigado por el Ministerio Público Fiscal de Sarmiento y el juicio contra el acusado se desarrolló en noviembre del año pasado. En aquella oportunidad, el tribunal integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y Graciela Anabel Rodríguez dictaron sentencia condenatoria contra el joven declarándolo autor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja, amenazas, lesiones leves agravadas por el vínculo y tentativa de homicidio agravadas por el vínculo.

Asimismo, los magistrados le impusieron una pena de 13 años de prisión de cumplimiento efectivo. Por pedido de la fiscal jefe Andrea Vázquez, el adolescente continuó con la medida de prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme por lo que continuará alojado en el Centro de Detención de Trelew.

Según la acusación que había presentado la Fiscalía, el 13 de febrero de 2017 el ahora condenado habría comenzado a insultar a su pareja porque la mujer había pinchado una cubierta de su bicicleta.

Estas agresiones verbales se convirtieron en golpes de puños en los brazos, en el rostro, y patadas en las piernas. Luego, tomó un destornillador para clavárselo en el costado derecho de la espalda.

También tomó un cuchillo tipo sierra y le provocó lesiones en un brazo. En todo momento expresó amenazas de muerte contra la víctima y su hija. La beba era protegida por su mamá poniéndola detrás de ella.

Asimismo, el agresor golpeó en la nuca a la mujer para después calmarse y pedirle perdón.

En este marco, la Fiscalía pudo probar que ese día, el acusado, tomó fuertemente del cuello a la beba provocándole lesiones y hematomas.

Un día después, la víctima regresó a su casa y observó que su hija no reaccionaba y estaba flácida por lo que decidió llevarla de forma urgente al hospital. Los médicos que la atendieron constataron que la nena estaba muy golpeada y su vida corría riesgo. Es por eso que fue derivada en forma inmediata al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí quedó internada en terapia intensiva hasta que después de dos meses fue dada de alta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico