Reconocieron a Quiroga como el autor de los disparos que mataron a "Vitina" Nahuelquir

En el marco de la rueda de reconocimiento de personas a la que fue sometido Martín Quiroga, un testigo lo señaló como autor de los disparos que terminaron con la vida de Roberto "Vitina" Nahuelquir durante la noche del 25 de agosto. A pedido de la Fiscalía le dictaron tres meses de prisión preventiva.

Martín Quiroga fue formalmente reconocido por un testigo como el autor de los disparos que el domingo 25 de agosto terminaron con la vida de “Vitina” Nahuelquir. Fue en el marco de la rueda de reconocimiento de personas a la que fue sometido el imputado y la cual presidió la jueza natural de la causa, Daniela Alejandra Arcuri.

En ese acto, el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por al fiscal general, Cecilia Codina, y la funcionaria Eve Ponce, mientras que el imputado contó con la asistencia de los defensores particulares Mauro Fontéñez y Fiorella Picón.

Hay que recordar que el homicidio de “Vitina” ocurrió el 25 de agosto, aproximadamente a las 22, cuando un grupo de personas, en virtud de haber tenido una pelea previa con la familia Nahuelquir, comenzó a arrojar piedras contra la propiedad de la familia de la víctima.

Martín Nahuelquir se subió al techo de su casa para responder la agresión, pero cuando estuvo en lo alto –siempre según la acusación fiscal- recibió varios disparos de parte de Martín Quiroga, quien llevaba un pasamontañas que cubría parte de su rostro, pero se podía ver su pelo largo.

Posteriormente, la Policía secuestró en el lugar 15 vainas calibre 9 milímetros, impactando uno de ellos en el cuerpo de la víctima.

LO RECONOCIERON

Quiroga fue reconocido en la rueda de personas que se llevó a cabo en la Oficina Judicial y la tarea la realizó un testigo que previamente lo describió físicamente y luego lo señaló entre los muletos que formaron parte de la medida de prueba.

La parte acusadora señaló que existen los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. La primera por la pena en espera ya que se está frente al delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, el cual tiene una pena mínima de 10 años y 8 meses de prisión.

La fiscal destacó la cantidad de vainas que fueron secuestradas -todas de gran calibre- y agregó que en el lugar había mucha gente tirando piedras, por lo que pudo haber habido más de un víctima.

En cuanto al peligro de entorpecimiento, señaló que el imputado reside a pocos metros de los testigos que pertenecen a grupos antagónicos del barrio. Por todo ello, solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva de Quiroga por tres meses.

En contraposición, el defensor se opuso al mantenimiento de la prisión preventiva solicitada y afirmó que “existe una caprichosa investigación” en cabeza de su asistido.

El defensor siguió insistiendo en que Quiroga no fue el autor del hecho investigado y resaltó que en un primer momento no fue el imputado el sindicado como autor porque en sus tres entrevistas el testigo fue discrepante en sus dichos.

Con respecto de la rueda de reconocimiento de personas, sostuvo que “no debe otorgársele un valor como para determinar la autoría del hecho. Varios testigos que estaban presentes en el momento no colocan a Quiroga como el autor de los disparos. No existen elementos de convicción suficientes para sostener la autoría en cabeza de su asistido y tampoco se da el peligro de fuga ni de entorpecimiento”.

El defensor también presentó un Informe socioambiental y solicitó la morigeración de la prisión preventiva en un domicilio en otro barrio, con un arresto domiciliario.

Finalmente la jueza penal resolvió, en base al resultado de la rueda de reconocimiento positiva; un anticipo jurisdiccional de prueba y lo categórico que fue el testigo, mantener la prisión preventiva que pesa sobre el imputado por el plazo solicitado por la fiscal: 3 meses.

“Queda claro, con la evidencia colectada y del testimonio del día de la fecha del testigo, provisoriamente la autoría en cabeza del imputado”, sostuvo la jueza y rechazó el arresto domiciliario porque entendió que persiste el peligro de fuga por la pena en espera, además de la posibilidad de entorpecimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico