Recuperan 80 caños de gasoducto robados en Pampa Salamanca

La jueza federal Eva Parcio de Seleme impulsó una investigación junto a Gendarmería Nacional a partir del descubrimiento del transporte de caños robados en Pampa Salamanca que debían ser utilizados en la ampliación del gasoducto San Martín. Los caños de Odebrecht que estaban bajo la órbita de Nación Fideicomiso terminaron en comederos para ganado y alcantarillas. El robo hormiga está valuado en 24 millones de pesos. Hay unos 20 implicados.

Gendarmería Nacional junto al Juzgado Federal de Primera Instancia de Comodoro Rivadavia recuperaron 80 caños que estaban destinados a la ampliación del gasoducto General San Martín que habían sido robados en Pampa Salamanca. Los caños de la empresa Odebrecht que estaban bajo la órbita de Nación Fideicomiso en el paraje Pampa Salamanca y que iban a ser destinados a la ampliación del gasoducto habrían sido sacados de la provincia del Chubut con remitos falsos para su transporte y terminaron siendo utilizados en comederos de animales y alcantarillas en Salta y Tucumán.

Los tubos metálicos estaban valuados en 2009 en 300 mil pesos y los investigadores estiman que el robo hormiga habría ascendido a 24 millones de pesos.

Los procedimientos estuvieron comandados por la jueza federal Eva Parcio de Seleme junto a su secretario Juan Ignacio Oske quienes impulsaron una investigación que culminó en los allanamientos en los que participaron gendarmes del Escuadrón 41 a cargo del comandante principal Hugo Castillo, de la Unidad de Investigación de Gendarmería, y efectivos de Tucumán, Salta y Buenos Aires.

La investigación fue iniciada a principios del año pasado cuando Gendarmería Nacional detectó en Trelew en un control de ruta un remito falso de transporte de estos caños, muy particulares, por su diámetro de 12 metros de largo por 30 pulgadas. Al mismo tiempo la Policía de Chubut detectó una maniobra similar con estos caños y de esa manera se le dio intervención a la jueza federal que instruyó directivas para comenzar a rastrear los 262 caños robados del paraje.

La investigación no ha concluido, porque se recuperaron 80 caños de los más de 200 robados y ya están puestos a disposición de la Justicia Federal unos 20 involucrados en el transporte y utilización de los mismos.

Estos caños importados -que incluso tienen un registro asentado que puede ser cotejado para determinar su lugar de origen-, podrían haber sido objeto de los posibles sobreprecios en “materiales críticos” que llegaban desde Brasil para la ampliación de los gasoductos en el país, a cargo de la empresa Odebretch, causa que investiga el juez Daniel Rafecas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico