Robos con inhibidores: encontraron un equipo en el auto secuestrado

Personal policial de la Seccional Segunda junto a la Brigada de Investigaciones y el Ministerio Público Fiscal llevaron adelante la requisa del Volkswagen Gol Trend negro en el que se movilizaban los dos detenidos que ofrecían una Tablet Ipad que había sido robada a un ingeniero desde el habitáculo de su camioneta estacionada frente a una institución bancaria.

Los dos hombres identificados como Gabriel Leuful (25) y Darío Guzmán (32) fueron imputados por “encubrimiento agravado por ser cometido con ánimo de lucro” por el funcionario de fiscalía Cristian Olazábal, quedaron bajo proceso, pero recuperaron la libertad.

El funcionario le había pedido a la jueza Mariel Suárez una orden de requisa para establecer si en el interior del vehículo había más elementos de la víctima, el ingeniero Pablo Reyes. Y de esa manera, el jueves por la tarde se recuperó una tarjeta de ingreso a yacimiento perteneciente a la víctima, un maletín, un pen drive y unas órdenes de pago y facturación que la víctima había denunciado como robadas. También hallaron un handy (equipo de telecomunicaciones portátil) que habría sido utilizado para inhibir el cierre centralizado de las puertas de la camioneta.

Los investigadores intentan reconstruir el robo de los elementos, ocurrido el miércoles, a metros de una entidad bancaria del barrio Industrial. La víctima denuncia que cerró la camioneta con el sistema de cierre centralizado, pero cuando volvió le habían robado. Media hora después del robo, personal policial de la Seccional Segunda, a cargo del oficial ayudante Héctor Antilef, detuvo a los dos sospechosos ofreciendo la tablet de Reyes en La Loma.

De ese modo se investiga si tienen relación con otros robos denunciados en los últimos días en los que se utilizaron inhibidores para abrir puertas y llevarse elementos del interior de los vehículos.

Lo que presumen los investigadores es que los sospechosos accionaban el intercomunicador en una frecuencia baja escaneando cerca del vehículo, lo que permitía interceptar la señal y de esa manera ingresar sin forzar las puertas.

Los dos sospechosos recuperaron la libertad ya que la expectativa de pena por el delito que se les imputa es excarcelable y no hay presupuestos para mantenerlos privados de la libertad mientras dure el proceso de investigación que abrió la Fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico