Rodolfo D'Onofrio: "es un disparate implicar al Presidente de la Nación"

El titular de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, calificó ayer como "un disparate" que se implique al presidente Mauricio Macri sobre los fallos arbitrales adversos contra su club y aseguró que "no tiene nada que ver" con el fútbol porque atiende asuntos "más importantes" para el país.

“Es el momento para hablar y antes de las preguntas quiero decir lo más importante: hay un absurdo, un disparate, que es implicar al Presidente de la Nación como si tuviera algo que ver con el fútbol y los arbitrajes. Es hincha de Boca y tiene pasión como todos. Pero no tiene nada que ver relacionarlo con esto. Y hay que terminar con ese disparate”, aseguró D’Onofrio en el arranque de la conferencia de prensa que ofreció ayer.

“Los argentinos necesitamos estar más unidos que nunca y para eso el fútbol puede ayudar, pero que digamos cualquier cosa no ayuda. El Presidente tiene muchas cosas que atender como para preocuparse por este partido”, enfatizó el dirigente en uno de los salones del estadio Monumental.

En relación al partido de la Supercopa, que Boca y River jugarán el 14 de marzo en Mendoza, D’Onofrio sostuvo que “debemos decir que hace rato pedimos una reunión para charlar todos y tratar que sea una fiesta. No queremos una guerra”, en una clara búsqueda de bajarle el tono a la polémica entre los dos gigantes del fútbol argentino.

El presidente de River deslizó que le propondrá a Daniel Angelici, titular de Boca, ver juntos el partido desde el palco. Además, podría organizarse un partido previo entre los senior de Boca y River, y una cena conjunta de todos los jugadores senior y los dirigentes, con participación de la AFA.

“La Copa es trascendente porque están Boca y River y hay que disfrutarlo. Es un juego y nada más, donde uno va a ganar y festejará y el otro estará triste, pero eso no significa que se acaba el mundo”, recalcó D’Onofrio.

El dirigente contó que el lunes recibió un llamado de Horacio Elizondo, director del Colegio de Arbitros, en relación al mal arbitraje de Jorge Baliño en el partido frente a Godoy Cruz (empate 2-2).

“Me llamó Elizondo, que es una excelente persona, y me pidió disculpas porque no habían cobrado un penal, por el gol en posición adelantada y por la jugada increíble del final que nos cobraron. Nosotros no pedimos ni hablamos nunca de los arbitrajes”, comentó D’Onofrio.

Con respecto a la reunión que tendrán por la Supercopa con Claudio “Chiqui” Tapia, titular de la AFA, Elizondo y Angelici, D’Onofrio anticipó que “nos vamos a juntar para tratar de organizar las cosas de la mejor manera, hay que sacar esta locura, bajar los decibeles. Es fascinante el River y Boca, pero es un juego, y se va a ver en todo el mundo. Debemos dar el ejemplo y que sea una fiesta”.

Después del partido del domingo ante el “Tomba”, el presidente de River escribió en su cuenta de Twitter: “En estos momentos es cuando todo River tiene que estar más unido que nunca. Nos podrán golpear, quebrar jamás!!!!”. Ayer, el dirigente se refirió a ese posteo.

“El tuit del otro día lo voy a poner en contexto. El domingo, como todos, me fui muy enojado por el arbitraje y el lunes fui a Ezeiza porque creí que debía estar. Hablé con los jugadores y con el cuerpo técnico y luego vi de lejos la charla de Marcelo (Gallardo) con los jugadores. Estaba sentado solo en el salón y me salió poner que había que estar más unidos que nunca. Fue lo que percibí de todos”, explicó.

“Todos pueden interpretar como quieran las cosas que se dicen, porque un River-Boca es algo muy grande. Entonces todo el mundo puede malinterpretar las cosas, no sólo la prensa, también la gente común. Pero hay que bajar los decibeles. Es fútbol”, sentenció D’Onofrio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico