Seguirá detenida la pareja que maniató a una anciana

Se concretó una audiencia de revisión y ampliación por robo agravado contra Sebastián Barrientos y Macarena Delgado. Por pedido de la Fiscalía, se consideró el agravante por lesiones graves y se solicitó que la pareja permanezca detenida tres meses.

Por el ilícito contra la propiedad del pasado 5 de julio, se realizó de forma semipresencial la audiencia de revisión de la prisión preventiva y ampliación de la investigación que tiene como coimputados a Sebastián Barrientos y Macarena Delgado.

La fiscal general, Andrea Rubio, solicitó modificar el objeto procesal quitándole el agravante del arma de fuego, pero agregando el de lesiones graves. Asimismo presentó la acusación y solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva de ambos imputados.

La defensa no planteó objeción al mantenimiento de la preventiva por 3 meses, ni a la modificación del objeto procesal.

En un primer momento la fiscal solicitó se autorice la modificación del objeto procesal ya que las medidas de investigación no pudieron recabar elementos objetivos de la utilización de un arma de fuego en el hecho. Sí se acreditó que a raíz de la agresión sufrida por la víctima recibió heridas calificadas como graves.

La médica forense estableció que las lesiones causadas por un traumatismo contuso provocaron una incapacidad laboral mayor a 30 días, solicitando por ello la Fiscalía el cambio de la calificación legal del caso de “robo agravado por el uso de arma” a “robo agravado por lesiones graves”.

SE PUEDEN ESCAPAR

Seguidamente la funcionaria de fiscalía Florencia Do Carmo se refirió a la presentación de la acusación y a la existencia de elementos de convicción suficientes para sostener la medida de coerción que cumplen. No han variado las circunstancias por las cuales se les dictó la medida.

Existen elementos de convicción para tenerlos como probables coautores del hecho y peligro de fuga y de entorpecimiento. Ello es por la falta de arraigo y las características graves del hecho y la pena en espera que será de cumplimiento efectivo.

También se refirieron a antecedentes penales de Barrientos en Santa Cruz, con una condena de 4 años y 6 meses de prisión, por abuso sexual con acceso carnal, en grado de tentativa.

Se solicitó entonces la prisión preventiva a ambos imputados por 3 meses o hasta la audiencia preliminar.

Finalmente la jueza penal resolvió dar por ampliado el objeto procesal y por anoticiados a los imputados del nuevo hecho y la nueva calificación legal.

En caso de recaer condena, la pena será de cumplimiento efectivo; es decir que se presume el peligro de fuga. La medida de coerción solicitada es proporcional al hecho y razonable, agregó la jueza en su resolución, dictando por ello la prisión preventiva de Barrientos y Delgado por tres meses o hasta la audiencia preliminar, lo que ocurra primero.

SE HICIERON PASAR POR TRABAJADORES

El hecho investigado tuvo lugar el 5 de julio pasado, a las 15:20, aproximadamente, cuando Sebastián Gabriel Barrientos y Macarena Gisel Delgado se hicieron presentes en la vivienda sita en Avenida Roca al 1.100, propiedad de la víctima, en razón de que habían sido contactados por la propietaria para realizar refacciones.

Una vez adentro de la vivienda, se dirigieron hacia la planta alta de la misma, quedando la propietaria en la planta baja. Luego de ello Barrientos y Delgado llamaron a la damnificada para que subiera a su habitación con la excusa de mostrar lo que había que cambiar de un calefactor y en esas circunstancias Barrientos tomó de sorpresa a la víctima y la arrojó sobre su cama gritándole “callate vieja de mierda o te mato”, atándola de pies con un pantalón y manos con fundas de sábanas que estaba en la habitación, comenzando a realizar golpes de puño en su rostro y espalda.

Seguidamente, Barrientos y Delgado sustrajeron distintos elementos electrónicos y de valor y huyeron.

Alrededor de las 18:30, la víctima, logró desatarse de los pies y se dirigió a la heladería “Grido”, al lado de su vivienda, en donde solicitó ayuda a una persona que llamó a la policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico