Si Milei elimina la obra pública, la Patagonia perderá $65.000 millones y 30 mil empleos

El anticipo del presidente electo sobre la suspensión y eliminación inmediata después del 10 de diciembre de la obra pública nacional implicaría para Chubut la pérdida de por lo menos 15.000 millones de pesos y para el conjunto de la Patagonia un detrimento no menor a los 65.000 millones de pesos. La barrida de la obra pública además dejaría un tendal de 30.000 despidos en las provincias patagónicas.

Javier Milei insiste con la idea fija de recortar gastos del Estado y en esa dirección le apuntó a los fondos que Nación destina a las provincias para la construcción de obra pública. Esos dineros vienen siendo ajustados por la gestión nacional y han perdido valor frente a la suba inflacionaria, pero su eliminación definitiva generaría un "ahorro" mayor a los 1.100 millones de pesos y podría dejar sin empleo a cerca de 310 mil trabajadores de la construcción, junto a una infinidad de obras imprescindibles que quedarán inconclusas o que jamás se concretarán.

Específicamente en Chubut el impacto de la eliminación de la obra pública significaría dejar de recibir cerca de 15.000 millones de pesos que deberían completarse en este 2023 y al mismo tiempo se perderían casi 6.000 puestos de trabajo, ya que el 80% de los asalariados registrados se vincula a la infraestructura financiada por el Estado.

En el conjunto de la Patagonia el efecto negativo se expandiría hasta los 65.000 millones de pesos y los empleos que se perderían ascenderían a los 31.000.

FONDOS NACIONALES

La información suministrada por ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública) reveló que en los primeros nueve meses del año Nación destinó 830.140 millones de pesos para concretar obras públicas en las provincias.

De ese total, 11.725 millones fueron destinados a Chubut; 11.179 millones a Río Negro; 11.409 millones a Neuquén; 9.048 millones a Santa Cruz y 5.574 millones de pesos para Tierra del Fuego.

Todos esos montos, el total y de cada provincia patagónica, han sufrido un ajuste frente a la suba de los precios que promedió el 5,8% y que en el caso de Chubut llegó 10,7% entre enero y septiembre, pero que en el último mes fue del 33,7%.

Las proyecciones para la totalidad del 2023 hacen prever que los fondos para la obra pública asciendan en todo el país a los 1.106 millones de pesos, trepando a los 48.935 millones en la Patagonia y a Chubut llegarían 15.633 millones.

Esos serían los montos que en función de las ejecuciones de este año dejarían de llegar a las provincias, aunque deberían ser cantidades aún mayores ya que casi siempre tienen un ajuste igual o cercano a la inflación interanual.

EL EMPLEO PENDE DE UN HILO

El Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) dio a conocer la cantidad de empleo de la construcción en Chubut y el resto del país, muchos de los cuales estarían en riesgo de perderse si se suprime la obra pública ya que impacta sobre el 70% del total del empleo registrado del sector y desde donde aseguran que ya comenzaron los despidos antes de que Milei asuma el gobierno.

En todo el país se contabilizaron en agosto 443.604 empleos de la construcción, de los cuales 44.913 se localizaron en la Patagonia y 8.377 en Chubut.

Si se interrumpe la obra pública, se perderían cerca de 310.000 empleos directos de la UOCRA. En la Patagonia la destrucción de puestos de trabajo llegaría a 31.500 empleos, de los cuales 15.000 se producirían en Neuquén; 5.800 en Chubut; 4.800 en Río Negro; casi 4.000 en Santa Cruz y otros 1.300 en Tierra del Fuego.

Fuente: El Extremo Sur

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico