Todo indica que a la policía la mató su pareja

El cuerpo de Sol Acuña Bilbao, personal de la Policía de CABA, fue encontrado este lunes a la madrugada en su casa de Villa del Parque.

El novio de la joven, Germán Baigorria, también efectivo de la fuerza porteña, aseguró a los investigadores que ella se había suicidado y fue detenido.

Este lunes a la madrugada, apenas pasadas las cinco de la mañana, un llamado al 911 alertó al personal de la Comisaría Vecinal 11B de que una joven de 24 años se había suicidado en una casa del barrio porteño de Villa del Parque.

Cuando los efectivos llegaron al lugar, un PH ubicado en la calle Terrada 2530, encontraron el cuerpo de Sol Ana Josefa Acuña Bilbao –una oficial de la Policía de la Ciudad que prestaba servicios en la Comisaría Vecinal 12B– tendido sobre un charco de sangre, con un disparo en la cabeza.

Junto a ella estaba Germán Luis Matías Baigorria, su pareja, un oficial de la Policía de la Ciudad de 29 años, que les aseguró a los efectivos que su novia se había suicidado luego de una discusión de pareja.

El lugar donde estaba el cuerpo, sin embargo, indicaba algo distinto: en la casa había elementos desparramados, lo cual suele ser un indicio de una pelea física, y, de acuerdo a la información con la que cuenta la familia de la víctima, estaba también roto el celular de ella y había dos bolsos en los que había puesto su ropa, como para irse.

Luego de dar aviso de la situación al Juzgado Criminal y Correccional N° 8, y tras el testimonio de un vecino que indicó haber escuchado agresiones e insultos cruzados, la jueza Yamile Bernán dispuso que Baigorria sea detenido y lo imputó por el presunto femicidio. También ordenó que la Policía Federal Argentina se hiciera cargo de las actuaciones y peritajes en el lugar.

Sol era oriunda de la localidad de Yerba Buena, en la provincia de Tucumán. Su madre y su padre –ambos miembros de la policía provincial– habían fallecido a causa de distintos problemas de salud en 2005 y 2011, respectivamente.

Tras la muerte de sus padres, ella junto a sus cuatro hermanos atravesaron varios problemas económicos y todos, cuando crecieron, buscaron ingresar a la fuerza al igual que sus padres.

En 2014, luego de haber trabajado un tiempo como profesora de danzas y de no haber sido admitida en la policía tucumana, Sol decidió trasladarse a Buenos Aires para trabajar, donde vivió con su madrina y decidió en 2019 empezar el curso para ingresar a la Policía de la Ciudad. Por esos días, hace casi dos años, conoció a Germán Baigorria, hoy el único acusado por el asesinato.

Baigorria, que es padre de una hija menor de edad, estaba en pareja con otra mujer cuando se conocieron y se separó para empezar una relación con ella.

De acuerdo a sus registros comerciales, Baigorria fue empleado del Ejército entre los años 2015 y 2018 y, en marzo de 2019, pasó a ser empleado del Gobierno de la Ciudad, donde actualmente integraba la división de Servicios Especiales de Tránsito. En una foto en sus redes sociales publicada en marzo de 2020, Baigorria se mostraba con el uniforme policial y una moto de la fuerza.

“Estuvieron un tiempo juntos pero la convivencia no funcionó. Ella siempre dijo que él la trataba mal y que discutían mucho, entonces se separaron y ella se fue a alquilar a otro lugar”, contó en diálogo con Infobae una familiar muy cercana de la víctima que prefirió preservar su nombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico