Un incendio destruyó el salón de la banda de música del Ejército

Una de las estructuras de madera y fibrocemento de la guarnición del Ejército Argentino ubicada en Río Gallegos, en la cual se encuentran dependencias del comando de la Brigada Mecanizada XI, fue destruida en la madrugada de ayer por un voraz incendio cuyo origen no se había precisado hasta avanzada la tarde.

Caleta Olivia (agencia)

Ese lugar funcionaba como alojamiento y sala de ensayo del personal que integra la banda de música militar y los daños fueron totales ya que incluso solo se habrían podido rescatar algunos instrumentos musicales.

El siniestro se registró alrededor de las 8 y las enormes llamaradas que elevaron una columna de humo renegrido se observaron desde varios kilómetros de distancia por más de media hora, hasta que pudo ser sofocado por bomberos y personal de la guarnición, sin que se registraran víctimas.

Las instalaciones se encuentran casi al final de la avenida San Martín y en el momento de producirse la situación de emergencia parte del personal militar se hallaba realizando la rutinaria formación diaria, según indicó al diario La Opinión Austral el mayor Nicolás Martínez, jefe de Comunicación Institucional del comando de Brigada.

FUERTES DETONACIONES

El oficial precisó que el fuego se habría originado en el sector de alojamiento y depósito de instrumentos musicales, para luego propagarse hacia una oficina donde se guardaban partituras y diferente documentación de la banda militar.

Confirmó además que el personal de sanidad no tuvo que evacuar a ninguna persona, teniendo en cuenta que nadie se hallaba en el interior del edificio cuando se produjo el incendio.

En cuanto al operativo, detalló que trabajó personal del Ejército junto a bomberos de la Policía provincial, en tanto que la Municipalidad envió camiones aguateros, pero las llamas se habían propagado con gran rapidez y destruyeron la estructura.

Al ser consultado sobre los testimonios de vecinos que escucharon fuertes detonaciones, Martínez explicó que si bien hubo fuertes ruidos “ello se debe a que cuando la fibra de cemento se calienta demasiado, explota y produce un sonido fuere como si fuera el disparo” pero aclaró que en el salón siniestrado no existía presencia de armas ni municiones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico