Un preso planeaba fugarse tras la boda

La historia salió a la luz por siete allanamientos que se realizaron a pedido del fiscal especial de la unidad de balaceras.

Un preso de la cárcel de Piñero vio abortado el miércoles su posible plan de fuga: había pedido permiso para casarse en un distrito de la zona sudeste, pero la maniobra fue advertida por un fiscal que lo investigaba por varias balaceras encargadas desde la cárcel. Finalmente se ordenaron varios allanamientos, uno de ellos en un taller de refrigeración, que terminó con tres detenidos por estos delitos extorsivos, que serán imputados el próximo lunes.

Luciano Ramón B. iba a casarse por civil el miércoles a las 9.30 en el Centro Municipal de Distrito Sudoeste con María del Rosario C. Según la investigación, el plan de "Lucho" era fugarse después de contraer matrimonio. Por ese motivo, incluso se notificó a las autoridades del Servicio Penitenciario sobre la intencionalidad del recluso.

Toda la historia salió a la luz por siete allanamientos de agentes de personal de la Unidad Regional II que se realizan a pedido del fiscal de la unidad de balaceras, Federico Rébola. Los fiscales Valeria Haurigot y Pablo Socca también forman parte de la investigación.

Además, se hacían requisas en el pabellón 6 de Piñero, donde está alojado Luciano Ramón B. El despliegue de las fuerzas de seguridad provinciales y agentes del servicio penitenciario incluyó una requisa del pabellón 6 de Piñero, donde está alojado “Lucho”.

En Necochea al 3500 funciona un taller de reparación de heladeras, de donde se secuestraron varias armas, entre ellos pistolas calibre 9mm, 22 y 38, además de una escopeta calibre 12.70, municiones y cartuchos. También se secuestraron en el lugar teléfonos celulares, plantas y picaduras de marihuana y una computadora.

Las balaceras que ordenaba Luciano B. en Rosario tenían su sello: generalmente en los carteles que dejaba a las víctimas colocaban la frase "Plata o plomo". Ese mensaje se vio, entre tantos hechos, ayer en un ataque incendiario a un domicilio de Cochabamba al 5600.

Entre las personas aprehendidas se encuentra un hombre apodado "Beto", sospechado de "aguantar" o esconder las armas usadas en las balaceras, y la pareja del preso, también investigada por participar en la logística de los ataques. En la causa del fiscal también se detecta que la mujer se dedica al narcomenudeo y está estrechamente ligada a Los Monos.

Fuente: Página 12

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico