Un sentido homenaje a Hebe Corchuelo Blasco

El municipio decidió homenajear a Hebe Corchuelo Blasco colocando su nombre al bulevar ubicado en Rivadavia entre Alem y Alvear. La ceremonia, presidida ayer por el intendente Raúl Simoncini, contó con la presencia de los hijos y también de nietos del recordado dirigente justicialista e invitados especiales.

Un momento de gran emoción vivieron sus allegados al recordar la historia de Hebe Corchuelo Blasco, dirigente del Movimiento de Unidad Justicialista que ocupó distintos cargos y conoció en persona al ex presidente y líder del movimiento justicialista, Juan Domingo Perón.
En ocasión de este acto el jefe comunal entregó a sus familiares la Ordenanza y la resolución de imposición del nombre al bulevar y luego todos juntos realizaron el descubrimiento del cartel indicador.
Entre los asistentes estuvieron los ex intendentes Mario Morejón, Alberto Lamberti y Jorge Aubía. También concurrió el ex gobernador Fernando Cosentino y los dirigentes sindicales Luis Conti y José González. Otros invitados a la ceremonia fueron el senador nacional Marcelo Guinle y el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Santa Cruz, Ricardo Napolitani.
Distintos referentes del Partido Justicialista también asistieron al acto homenaje a Hebe Corchuelo Blasco y militantes de otros partidos que conocieron al abogado.

LA PALABRA DE LOS AMIGOS
Cuatro discursos evocando la figura de Hebe Corchuelo Blasco se escucharon ayer en el acto.
El primero de ellos fue el de un amigo, Jorge «Pampa» Gutiérrez, luego habló su hijo Dante «Pipo» Corchuelo Blasco, para cerrar con las palabras de Ricardo Napolitani y Raúl Simoncini.
Gutiérrez habló a pedido de «Maní» y dijo que tenía muchas cosas en común con su padre, desde haber nacido en Santa Fe hasta el hecho de abrazar el camino del peronismo. Especial hincapié hizo respecto del accionar de don Hebe dentro del Movimiento Justicialista, impulsando la «justicia social y la soberanía política», acotó.
«Es un acto de justicia designar a este bulevar con su nombre, porque fue un gran justicialista, un gran demócrata y un gran hombre», opinó Gutiérrez.
En tanto, su hijo Dante Mario agradeció a todos por concurrir al acto, tanto a justicialistas como a militantes de otras fuerzas políticas. En ese marco recordó que sus padres llegaron a Comodoro en 1952 en el barco «José Menéndez» de la Sociedad Anónimia Importadora y Exportadora y que vinieron a poblar esta tierra con sus sueños.
Recordó que en todo momento su padre les enseñó la fuerza de la moral, de la ética, del trabajo y del respeto por el adversario político.
Luego, las palabras de Ricardo Napolitani traerían también el recuerdo de su padre aludiendo a que la relación de amistad que unió a ambas familias duró 55 años. Napolitani planteó que las tres plazoletas que están sobre la Rivadavia evocando a Napolitani, Zamit y Corchuelo Blasco, «implican a tres hombres que dejaron algo en Comodoro».
Finalmente Simoncini cerró los discursos evocando sus recuerdos juveniles junto a Corchuelo Blasco y recordándolo como su consejero dentro del justicialismo, en épocas de rebeldía.

SU TRAYECTORIA
Hebe Corchuelo Blasco nació en Santa Fe el 1 de octubre de 1919 y falleció en Comodoro Rivadavia el 25 de mayo de 2005. Estuvo casado con Elcira Sosa Serrano, quien falleció en abril de 1982 y con quien tuvo 4 hijos.
Corchuelo Blasco obtuvo su título de abogado en la Universidad de La Plata y en la década del ’40 concretó su afiliación al Partido Justicialista.
En 1952 fue nombrado Procurador Fiscal y luego renuncia para abrir su propio estudio jurídico en Comodoro Rivadavia. Integró la fórmula a la gobernación Riobó-Corchuelo Blasco pero las elecciones fueron luego anuladas por el gobierno de Arturo Frondizi. Fue senador nacional y es el creador de la primera Comisión de Pesca del Congreso Nacional.
Visitó a Perón durante su exilio en España y luego se convirtió en el abogado de la madre del ex presidente, doña Juana Sosa.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico