Una médica del Hospital Regional relató que detectó el abuso sexual al bebé y lo denunció

La profesional describió ante los jueces que se encontraba de guardia en la Terapia Intensiva Infantil del Hospital Regional cuando recibió desde el área de cirugía al pequeño que había sido operado por un traumatismo de cráneo. Observó un hematoma en la zona genital del bebé por lo cual sospechó que ha sido abusado sexualmente. De esa manera informó a la Comisaría de la Mujer los signos de maltrato que presentaba el pequeño.

Durante la mañana de ayer se desarrolló en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia la tercera jornada de debate en el juicio por el abuso sexual que en marzo de 2018 sufrió un bebé de 7 meses en una vivienda del barrio LU4. La causa tiene como único imputado a un hombre identificado por la Justicia con las iniciales A.E.O.

El tribunal de debate estuvo conformado por los jueces Daniela Arcuri, Miguel Caviglia y presidido por Gladys Olavarría. Por el Ministerio Público Fiscal estuvieron presentes el fiscal general Martín Cárcamo y la funcionaria Lorena Garate. En representación de la víctima también actuó la defensora de menores Verónica Roldán. Mientras, la defensa de A.E.O. fue ejercida por el defensor público Esteban Mantecón.

Entre los testimonios destacados de ayer se pudo escuchar a varias profesionales de la salud que atendieron a la víctima en diferentes centros asistenciales.

La primera testigo, de profesión médica, recordó que recibió al paciente el 27 de marzo de 2018 en la guardia del Sanatorio La Española, por un llamado de EMEC. El paciente ingresó con una hemiplejía del lado izquierdo. Le efectuaron una tomografía y fue sedado ya que el estudio reveló un hematoma subdural del lado derecho de su cerebro. A criterio de la profesional, el hematoma era producto de una causa traumática, es decir un golpe.

La profesional también aseguró que en el momento en que atendieron al paciente corría riesgo su vida por esa lesión en el cerebro y que se necesitaba con premura someterlo a cirugía por el hematoma. El bebé entonces fue derivado hacia el Hospital Regional para que fuera sometido a una intervención quirúrgica.

La segunda testigo, también médica de la guardia de La Española, recordó que recibieron al paciente con una hemiplejía del lado izquierdo. Al entrevistarse con su madre le refirió que ella no estaba en su casa, que salió a comprar y que cuando volvió lo encontraron con convulsiones. Luego le realizaron una tomografía que reveló un hematoma en el cráneo y el niño fue derivado al Hospital Regional para su intervención. El paciente se encontraba en estado crítico por la hemorragia en el cerebro que puso en riesgo su vida, indicó.

Otra de las testigos profesional de la salud, atendió al nene en los consultorios externos de SEROS, como pediatra, en un control de enfermo ya que su madre refería que tuvo fiebre y tos. Recordó que el bebé presentaba un buen estado en general, pero no recordaba la fecha de su atención.

Seguidamente se escuchó a una médica de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Regional quien mencionó que la mañana que ingresó recibió a un paciente que venía de quirófano por un traumatismo de cráneo grave. Informó a la Comisaría de la Mujer por signos de maltrato que presentaba el pequeño. Evaluó su estado clínico como crítico. Asimismo la profesional refirió a un hematoma en la zona genital del bebé por lo cual sospechó que ha sido abusado sexualmente.

ABUSO SEXUAL Y LESIONES GRAVES

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, los delitos llevados a juicio ocurrieron el 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20, cuando el bebé se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del imputado A.E.O.

En el momento en que la madre del pequeño salió a comprar, el imputado a sabiendas de que la madre no podía ingresar porque no tenía llaves, provocó diversas lesiones al niño, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del bebé.

Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se produjo el abuso sexual con los mismos protagonistas. El caso fue calificado en forma provisoria como “lesiones graves, agravadas por haber sido cometidas con alevosía, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, agravado por haber sido cometido contra un menor de 18 años y por la situación de convivencia preexistente, en calidad de “autor” para A.E.O.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico