Varios sectores critican el ajuste que Nación impone a la economía de las universidades

La decisión del gobierno de Mauricio Macri de financiar solo la apertura de nuevas carreras que "sean estratégicas para el desarrollo del país", generó críticas en el ámbito de la educación superior. Desde la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco, autoridades académicas; dirigentes gremiales; docentes y estudiantes universitarios coincidieron en que se necesitan políticas que impulsen el desarrollo de una diversidad de carreras y que se designe más presupuesto para la educación. Algunos también denunciaron que el Gobierno nacional quiere que las casas de altos estudios, a pesar de su carácter público y gratuito, sean financiadas por empresas regionales.

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, presentó el jueves un nuevo sistema de acreditación de puntajes en las carreras de ingeniería y adelantó que el Gobierno nacional comenzará a evaluar la apertura de nuevas carreras en las distintas universidades estatales manifestando que "está dentro de la lógica de lo que el Estado necesita financiar".
Finocchiaro defendió la propuesta al subrayar: no se puede tener en un radio de cinco kilómetros cuadrados universidades que dicten las mismas materias", ya que se consideró como una "dilapidación de recursos".
En este sentido, el funcionario sostuvo que "esto no significa romper con la autonomía universitaria" y recordó: "las universidades públicas son sostenidas por los impuestos de los contribuyentes".
Frente a esos planteos, Lidia Blanco, vicerrectora de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), consideró que una universidad pública debe trabajar para abrir la oferta académica y darle la misma importancia a todas las carreras porque, de alguna manera, contribuyen al país.
"Es una política del Gobierno nacional. No hay que priorizar una carrera por sobre la otra. En este momento faltan 50 mil enfermeros, pero esta demanda viene hace unos años y solamente se trata de priorizar una carrera no va a resolver una cuestión de fondo. Hay muchas carreras que no tienen muchos matriculados, pero son necesarios para la región. Esto se tiene que evaluar", manifestó Blanco.
La vicerrectora también criticó la postura del gobierno de que las universidades cierren aquellas sedes con pocos matriculados. "La accesibilidad tiene que ver con eso. Si los estudiantes no pueden recorrer una distancia de 300 kilómetros, la universidad tiene que acercarse a la gente. Por eso nosotros pensamos en la extensión territorial. Salir de los espacios convencionales como lo son los pueblos del interior porque para nosotros puede resultar una distancia corta pero para ellos puede significar un gran viaje", subrayó.

FINANCIACION PRIVADA
La secretaria general de la Asociación de Docentes Universitarios de la UNPSJB, Gloria Herrera, manifestó que este tipo de políticas de ajuste se vienen ampliando desde la asunción de Mauricio Macri. "Esto ya viene hace bastante tiempo y las universidades se mostraron en contra de estas políticas. Lo que ellos quieren es lograr que algunas carreras mayor financiación que otras. Es un plan que no concuerda con nada porque el presupuesto debe ser aprobado para todas las universidades", aseveró la dirigente gremial de los docentes universitarios.
En este sentido, Herrera cuestionó que el Gobierno nacional quiere que cada casa de altos estudios se "autofinancie". "Quieren que las universidades se autogestionen con fondos de empresas privadas de la zona. Son políticas que ya están asomando con fuerza en las universidades", consideró.
Asimismo, la secretaria general de ADU denunció que desde el gobierno de Macri se ha anunciado que el próximo año, las universidades sufrirán un recorte en su presupuesto. "Nosotros ya estamos alertados que el presupuesto para el 2018, sufrirá un recorte nacional. Estamos en estado de alerta", subrayó.

MAS ACHICAMIENTO
Matías Silvera, secretario general de Federación Universitaria Patagónica (FUP), también fue crítico sobre las políticas que se impulsan desde el Gobierno nacional. "Es una medida más que arbitraria porque a nivel educativo solo tiende a complejizar esta problemática, que se solucionaría dándole más presupuesto a la educación", consideró el dirigente estudiantil.
"La medida es rara en todo sentido. Lo que hizo el gobierno de Cambiemos en relación de educación podríamos elegir algunas cosas, pero en cuanto a lo que es más presupuesto para la universidad está bastante complicado", agregó.
Además, el dirigente universitario denunció que una de las más perjudicadas podrían ser las de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. "Las carreras de Ciencias Sociales serían las más perjudicadas porque siempre las criticó (el gobierno). Terminan siendo las últimas en ser beneficiadas. Un ejemplo es que se abrió la carrera de Turismo en Puerto Madryn, pero faltan un montón de profesores por falta de compromiso del Estado. El nuevo ministro de Educación, ya que el anterior (Esteban Bullrich) se fue para ser candidato, tendría que rever la situación y no tirar títulos porque sí", opinó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico