"Yo juego al fútbol, nadie me gana de guapo", aseguró Pablo Pérez

El capitán 'xeneize' afirmó que "lo importante fue llegar a la final de la Copa y ahora queremos ganarla".

El capitán de Boca Juniors, Pablo Pérez, dijo ayer que “de guapo no gana nadie, yo juego al fútbol”, al referirse a las finales contra River Plate por la Copa Libertadores, al tiempo que destacó que “ganar en la Bombonera sería muy importante” para su equipo.

“Es un problema de ustedes (los periodistas), no mío. Yo juego al fútbol, nadie me gana de guapo. Y en lo que pienso es que lo importante fue llegar a la final de la Copa y ahora queremos ganarla”, remarcó el futbolista al ser consultado por “el carácter demostrado por River” en los últimos superclásicos.

En cuanto a las dos tarjetas amarillas que acumula y que lo ponen al borde de la suspensión de cara a la revancha, Pablo Pérez sostuvo en conferencia de prensa: “No me condiciona para nada, tengo una sola forma de jugar, concentrado en el partido, y voy a seguir haciendo mi juego como siempre”.

El volante rosarino, de 33 años, también se refirió al VAR cuando lo consultaron por ese polémico método arbitral al señalar que “eso no depende de nosotros, si estamos en la final es por lo que hicimos en la cancha. Eso es lo importante para nosotros”.

“Pudimos resolver problemas y el equipo demuestra inteligencia, estamos bien. Siempre es importante mantener el arco en cero y estar concentrados. Y si podemos liquidarlo en la cancha de Boca, mejor”, agregó.

En tanto, el defensor Lisandro Magallán dijo que “llegamos a la final y queremos ganarla, en eso pienso y no en que no se hizo mi pase a Europa, aunque cualquier jugador profesional quiere jugar en esas ligas. Ahora, esto es lo importante”, al ser consultado por su frustrado pase al Ajax de Holanda en junio.

En cuanto a la defensa y el tema de los arqueros tras la lesión de Esteban Andrada, Magallán afirmó que “confiamos en nuestros arqueros porque tenemos la tranquilidad de que somos un equipo. Los resultados que venimos consiguiendo nos dan confianza, nos fuimos consolidando cuando nos tocaron paradas difíciles y el equipo respondió bien”.

Finalmente, entre las risas de la concurrencia al ser consultado sobre los dichos del DT sobre la importancia de ganar el partido como local, el ex jugador de Gimnasia respondió “si lo dijo el entrenador, estamos de acuerdo, no hay nada que agregar”.

El plantel ‘xeneize’ se entrenó ayer a la mañana en el predio de Casa Amarilla, a puertas cerradas para la prensa, de cara a la primera final de la Copa Libertadores frente a River Plate.

En medio de mucho hermetismo, la idea del cuerpo técnico “xeneize” apunta a repetir la formación utilizada en el partido de vuelta de la semifinal ante Palmeiras, en San Pablo, con el tridente ofensivo compuesto por Cristian Pavón, Ramón Abila y el colombiano Sebastián Villa, y con el mediocampo que conforman Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Pablo Pérez.

En cuanto a Nández, quedó confirmado que a través de un pedido de la AFA a la Conmebol, Boca se asegurará que el mediocampista no sea convocado por la selección de Uruguay para la última fecha FIFA del año (al igual que Camilo Mayada en River) para que pueda estar en las finales de la Libertadores.

El plantel y el cuerpo técnico quedarán concentrados desde la noche de mañana en el Hotel Intercontinental, en el centro porteño, de cara a la primera final de la Copa Libertadores ante River Plate, a jugarse el sábado a las 17 en La Bombonera.

En tanto, el secretario general de Boca, Christian Gribaudo, aseguró que “Boca no va a permitir que River plotee el vestuario como hicieron la última vez que visitaron La Bombonera. Se hablará con la Conmebol y con directivos de River, porque se entiende que ese hecho puede generar violencia, del mismo modo que Boca no podrá hacerlo en el vestuario del Monumental”.

Boca volverá a entrenar hoy desde las 9:30 en Casa Amarilla y al término de la práctica hablará en rueda de prensa Guillermo Barros Schelotto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico