Buscan determinar cómo murió la beba encontrada en el basural

La beba nació y respiró. Lo confirmó la autopsia que ayer realizó el médico forense Oscar Licciardi. El cuerpo hallado el martes en el basural del barrio Industrial tenía dos heridas cortantes en el tórax. Pero esas lesiones no serían causa de la muerte ya que solo son superficiales y no perforaron ningún órgano vital. La investigación está a cargo del Ministerio Público Fiscal.

La autopsia practicada durante la mañana de ayer a la recién nacida que fue hallada el martes a las 14:50 entre los residuos del basural del barrio Industrial tenía dos heridas cortantes en el pecho, según confirmó la fiscal del caso Cecilia Codina. Sin embargo, aclaró que esa no fue la causa de la muerte, según se desprende del estudio realizado por el forense Oscar Licciardi.
Las lesiones que tenía el cuerpo de la beba podrían haber sido provocadas por hierros o elementos cortantes que se encontraban entre la basura. El cuerpo descubierto por Ursulina -una mujer que recicla elementos en el basural- estaba en una bolsa con el cordón umbilical sin cortar y con la placenta.
Lo que confirmó Codina a partir de la autopsia practicada por Licciardi es que la beba nació en término y respiró. Para determinar la causa de muerte, la fiscal solicitó que se realice una pericia histopatológica en el Laboratorio Regional de Investigación Forense (LIF).
HOMICIDIO
El caso se investiga como "homicidio", el quinto en lo que va del año, y la Brigada de Investigaciones junto a la fiscal buscarán establecer el recorrido del camión que arrojó los residuos para tratar de llegar a quién o quiénes cometieron el aberrante abandono de la beba, dejándola morir.
La criatura pudo haber muerto desangrada al no haber sido atado su cordón umbilical -como ocurrió con un bebé hallado el lunes 16 de abril del 2012 en el basural de Palazzo-, o a causa de una asfixia al haber sido introducida en una bolsa de consorcio. O bien pudo haber fallecido a raíz de los golpes durante el recorrido del camión. Esas son las conjeturas que tejen los investigadores.
Hay que recordar que personas que reciclan desechos en el lugar le comentaron a El Patagónico que luego de que un camión arrojó residuos en la zona donde luego hallaron a la beba, una máquina vial arrasó con la basura para poder acomodar el terreno. Eso también quizás pudo haber generado las lesiones que presentaba la niña en su cuerpo.
Cuando Ursulina buscaba comida para sus perros, encontró lo que creyó eran dos chorizos, pero resultaron ser las piernas de la bebé. Ante el macabro hallazgo, la mujer gritó y se cayó entre la basura, pidió ayuda y llamaron a la policía. El personal de la Seccional Tercera logró identificar el camión que arrojó la basura y los investigadores comenzaron a hilvanar los puntos de recolección que realizó en los barrios Industrial, Stella Maris y Bella Vista Sur, indicaron fuentes oficiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico