El "Dragon Boat" llegó a Río Negro

En el territorio argentino se está empezando a implementar esta disciplina y, en Viedma y Carmen de Patagones ya es una de las ofertas de fin de semana del Club Náutico Piedra Buena.

El deporte en equipo de más rápido crecimiento en el mundo, el ''Drago Boat'', practicado por más de 50 millones de remeros en 40 países, es la novedosa atracción en las aguas del Río Negro, a orillas de la ribera de la comarca Carmen de Patagones y Viedma.
Allí locales y turistas se maravillan al paso de una embarcación milenaria de la cultura china con cabeza y cola de dragón. La misma es la primera de su tipo en el país, tiene 12 metros y medio de largo, capacidad para 20 personas, y su parte más ancha alcanza el metro con 14 centímetros.
Cabe destacar que este nuevo atractivo de la región tuvo su inicio con el proyecto 'Comarca Dragon Boat', encabezado por el entrenador de canotaje de la selección nacional juvenil de velocidad, Julián Algañaraz, y el profesor de educación física Pablo Battoso, se concretó luego de una primera frustración superada en el año 2011.
Se trata de un deporte en equipo que se realiza en el agua a bordo de una embarcación muy peculiar, y aunque desde hace unas décadas se empezó a practicar en parte de Europa, en la actualidad ha llegado a la argentina.
Es importante saber que los tripulantes a bordo del "Dragon Boat", llamados palistas, no necesitan haber tenido experiencia anteriores náuticas ni estar en determinadas condiciones físicas. Se trata de una técnica simple que por no tener problemas de estabilidad, se convierte en un momento de ocio, de recreación y también de entrenamiento.
Todos los palistas deben acompasar las paladas al ritmo que marque el tambor situado en la proa de la embarcación, mientras que en la popa se sitúa un timonel encargado de llevar la dirección del barco.
La actividad que se desarrolla durante los fines de semana, se encuadra como una más de las tantas ofrecidas por Club Náutico Piedra Buena, situado sobre la margen norte del Río Negro, frente a la capital.
Este deporte, de origen Chino, con más de 2000 años de antigüedad, se encuentra plenamente extendido por toda Asia, Norte-América, Oceanía y cada vez más en Europa, África y Sur-América.
Según detalló uno de sus impulsores, el profesor de educación física Pablo Battoso: "tenemos entendido que desde hace unas semanas se importaron dos desde China a Buenos Aires, pero eso no quita que el nuestro siga siendo el primero en todo el país y el único en la Patagonia".
Con la idea de desarrollarlo en la comarca y generar competencias con el apoyo de las instituciones gubernamentales de Viedma y Patagones, Battoso manifestó que "nuestro objetivo es construir más embarcaciones, sumar gente, sumar salidas para generar una estructura y comenzar con las competencias de esta actividad milenaria".
"Ahora nuestro objetivo es mostrar a la sociedad que es un deporte náutico de contacto con la naturaleza y de una gran simpleza", precisó.
Battoso explicó que la práctica "no requiere de experiencia náutica previa ni condición física privilegiada. Con una técnica de paleo simple y sin dificultad de estabilidad permite que desde un primer momento uno pueda compartir una salida ya sea recreacional o de entrenamiento".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico