Los Estados de la Vagina se expondrá en otro espacio tras ser levantada del Centro Cultural

Paola Cuevas expondrá nuevamente en Comodoro Rivadavia su trabajo que generó polémica en el Día de la Mujer. Mientras, en ámbitos oficiales rechazan que se haya tratado de un acto de censura. "La determinación de levantar la muestra fue por parte de Paola Cuevas en un criterio personal", afirmó el secretario municipal de Cultura, Daniel Vleminchx.

La Secretaría de Cultura de Comodoro Rivadavia rechazó el concepto de censura en el caso de Los Estados de la Vagina, la obra fotográfica de Paola Cuevas que tuvo que ser desmontada ante el llamado de atención de autoridades del Centro Cultural. Es que una madre se quejó y hubo otras miradas negativas al trabajo de la artista comodorense.
No todo ha sido negativo para "Poly" Cuevas: la muestra Los Estados de la Vagina estará expuesta hoy y mañana en La Vela Maya. Ayer, la artista local estaba colgando las fotografías que estuvieron en el Centro Cultural en el espacio del barrio Abel Amaya, ubicado en avenida Chile 1.980.
Ofendida con el trato del Centro Cultural, como informó en exclusiva ayer El Patagónico, Cuevas levantó el martes la serie de diez fotografías que muestran en plano detalle vaginas con el objetivo de valorizar el cuerpo femenino y protestar contra la cultura machista. La acción fue considerada como censura e incluyó la crítica de las organizadoras de la actividad "Desheredadas", en el marco del Día de la Mujer.
Mientras, el secretario de Cultura, Daniel Vleminchx, rechaza que se hubiera tratado de un acto de censura. "La determinación de levantar la muestra fue por parte de Paola Cuevas en un criterio personal. En ningún momento intervine yo en censurar porque no sería capaz de hacer un juicio de valor sobre una obra de arte", indicó Vleminchx en contacto con Radio del Mar.

MUCHO MAS QUE UNA FOTO
Los Estados de la Vagina no solamente consistía en la serie de fotografías, sino que estaba en el contexto que implicaba una sala de partos de hospital, la imagen clásica de "silencio" de un centro de salud y la atención de un psiquiátrico; todo como una reflexión sobre el cuerpo de la mujer y un mensaje sobre la violencia de género.
A la dirección del Centro Cultural una madre le comunicó su queja sobre las imágenes que estaban en la entrada del auditorio. Luego, otros padres hicieron la misma observación sobre lo "fuerte" de la muestra. "Nuestro proyecto cultural no tiene nada que ver con la censura, sino que tiene que ver más con la libertad, con expresarse", añadió Vleminchx.
El impacto del levantamiento de la obra tuvo gran repercusión en Facebook, donde hubo muchas muestras de acompañamiento de "Poly" y a la vez críticas. "Como les gusta no dejar trabajar y molestar a los artistas. ¿Por qué no se preocupan por la trata, prostitución, delincuencia, robos y desaparecidos de nuestra ciudad?", se pregunta un lector en la fan page de El Patagónico.
"¿Arte? Eso solo es un muestrario de conchas, habiendo tantas cosas por exponer defienden esa huevada", cuestionó otro usuario. "Hay algo que se llama pudor y respeto, pero si a estos artistas les agrada mostrar las vaginas de sus madres, hermanas o hijas... allá ellos", añadió otra persona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico