Más de 40 detenidos por un bloqueo de ruta en Lima contra un nuevo peaje

Varios manifestantes y un policía quedaron heridos y al menos 42 personas fueron detenidas durante los disturbios registrados ayer durante un nuevo bloqueo de la carretera Panamericana Norte en Lima, por la protesta contra un peaje recién instalado y el precio de las tarifas en una concesión que hasta junio era de la empresa brasileña Odebrecht, objeto de una investigación por corrupción en Perú.
El número de heridos puede aumentar durante las próximas horas ya que existe una cantidad aún no conocida de manifestantes lesionados por impactos de perdigones disparados por los policías.
Entre los detenidos hay un hombre que portaba un arma de fuego que, de resultar ilegal, enfrentaría una pena de hasta ocho años de prisión, apuntó el ministro del Interior, Carlos Basombrío, durante una intervención en una comisión parlamentaria.
A la movilización, convocada en redes sociales por el colectivo "Jóvenes contra el peaje de Lima Norte", concurrieron 5.000 personas. Fue dispersada por la Policía cuando un grupo trató de llegar al peaje, cuyas garitas de cobro fueron incendiadas en otra multitudinaria y violenta marcha celebrada hace una semana.
El enfrentamiento se prolongó durante dos horas en las que se quemaron neumáticos y se lanzaron piedras en las zonas aledañas al peaje, situado en el municipio limeño de Puente Piedra, en el norte de la capital peruana.
Los manifestantes se habían concentrado desde temprano a aproximadamente seis kilómetros del peaje e intentaron caminar hasta la instalación, pero un despliegue de alrededor de 2.000 policías lo impidió, al lanzarles gases lacrimógenos cuando les quedaban pocos metros.
Basombrío explicó al Canal N de televisión que el enfrentamiento comenzó después de que un cóctel molotov alcanzara a un policía y destacó que la situación está retornando a la normalidad paulatinamente, pero la Panamericana Norte continúa hasta ahora bloqueada por los manifestantes.
La marcha se realizó sin el permiso de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) y a pesar de que la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) anunció este miércoles que se suspenderá el cobro de peajes en el norte de Lima durante 30 días.
La concesionaria vial Rutas de Lima, propiedad del fondo de inversión canadiense Brookfield y de la constructora brasileña Odebrecht, indicó que durante ese período "explorarán" junto a la municipalidad "alternativas con el objetivo de encontrar una solución sin afectar el equilibrio económico del contrato".
Por otra parte, el gobierno de Perú autorizó ayer a las fuerzas armadas a apoyar durante 30 días a la Policía Nacional del Perú (PNP) para resguardar el orden frente a las movilizaciones convocadas por mineros ilegales e informales en la región de Arequipa, situada en el sur del país.
Una resolución suprema del Ministerio del Interior publicada ayer en el diario oficial El Peruano detalló que las funciones de los militares se limitarán a ayudar a la Policía, que seguirá a cargo del orden interno.
La legislación peruana permite la intervención de las fuerzas armadas en apoyo de la Policía sin necesidad de declarar el estado de excepción, por lo que no se restringirán ni suspenderán los derechos fundamentales en esa región peruana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico