Menores ingresan a un banco, escapan de la Policía y roban en una casa vecina

Dos adolescentes ayer por la tarde tuvieron a las corridas a los efectivos policiales de la Seccional Primera, tras cometer una serie de daños y robos en el Centro. Primero habrían incendiado dos iglúes de residuos; después se metieron al interior del Banco Macro y llegaron hasta atención al cliente; y por último, ingresaron a la casa de una mujer de 84 años en la calle Italia y le llevaron un televisor LCD. La policía demoró a un chico de 13 años.

Un intenso comienzo de semana tuvieron los efectivos de la Seccional Primera por dos menores que hicieron movilizar a los patrulleros hasta la zona de la escalera de la calle Sarmiento, donde los uniformados lograron reducir a uno de los sospechosos.
El raid delictivo comenzó a las 16, cuando la policía y los bomberos voluntarios del Cuartel Central tuvieron que movilizarse por el incendio de un iglú de residuos de papel y plástico ubicado sobre avenida Rivadavia casi Mitre.
El fuego ponía en peligro a los autos estacionados, pero fue sofocado rápidamente. Los bomberos avanzaron unos metros para retirarse y detectaron que otro contenedor de basura para reciclar estaba incendiándose. Fue sobre Mitre casi San Martín, a una cuadra del anterior.
Durante una hora volvió la tranquilidad, hasta que se activaron las alarmas de seguridad del Banco Macro que funciona sobre San Martín 854, entre Italia y España. Ocasionales clientes que en ese momento utilizaban los cajeros automáticos señalaron a la policía que observaron a dos sujetos en la zona de atención al cliente, a escasos metros de la línea de cajas.
Luego chequeando las cámaras de seguridad de la entidad bancaria, la policía confirmó que los adolescentes habían ingresado por una ventana de la parte trasera del lugar. Los sujetos forzaron una reja y accedieron al interior del banco donde hurgaron en la línea de cajas y rompieron cámaras de seguridad. Sin embargo, al activarse las alarmas escaparon por la puerta de emergencia saltando los paredones de las viviendas lindantes y fue el propio Centro de Monitoreo del banco el que estableció que los jóvenes huyeron. Así cuando la policía arribó al lugar, cinco segundos después, no pudo dar con los sospechosos.
Los precoces ladrones continuaron con su raid delictivo en una vivienda donde reside una mujer de 84 años. La víctima estaba sola y la amenazaron verbalmente para apoderarse de un televisor LCD de 32 pulgadas.
Pero finalmente la suerte de uno de ellos se terminaría, cuando los efectivos atraparon al sospechoso de sólo 13 años sobre calle Urquiza y Huergo. En tanto, su cómplice de 12 escapó por el cerro Chenque.
El menor fue demorado y luego por disposición judicial fue entregado a sus padres.

POLICIA DE CUSTODIA
El Banco Macro no fue el único violentado en estos días. El sábado la sucursal céntrica del Banco Chubut también había sido escenario de un robo de herramientas que se utilizaban para los trabajos de refacción que se están ejecutando.
En este marco, la Brigada de Investigaciones continuaba anoche tratando de identificar a los tres niños de entre 12 y 14 años que burlaron la seguridad de esa entidad céntrica, tal como informó de manera exclusiva El Patagónico en su edición de ayer.
Por otro lado, ayer se conoció que cuando los menores ingresaron por la avenida San Martín, ante el descuido de uno de los obreros que realiza refacciones en el lugar, su presencia en el interior del Banco tampoco fue percatada por un policía que realizaba la custodia.
Así los niños se pasearon por la entidad financiera y una vez que se alzaron con herramientas utilizadas para reparar el sistema de calefacción y valuadas en 10 mil pesos, salieron por las puertas de la calle España.
Cabe recordar que la denuncia del robo se radicó el domingo a la tarde cuando se percataron del robo tras el faltante de las herramientas. Entonces se le dio intervención a la Brigada de Investigaciones que observó las cámaras de seguridad. En las imágenes, reconocieron desde la Policía, se observa a los niños salir por la calle España después de haber cometido el robo.
Ante esta hecho, desde la Seccional Primera adujeron que el policía no se percató de la presencia de los precoces ladrones porque debe custodiar los dos pisos del banco.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico