Si Nación importa combustibles, será preferible no seguir sacando petróleo

Voceros del Ministerio de Energía, que conduce el ex Shell Juan José Aranguren, advirtieron ayer que Argentina importará combustibles si se concreta un paro en la actividad. Jorge Avila dijo que respetarán el plazo de conciliación y que después "las cosas serán más duras: ellos importarán, y nosotros cuidaremos nuestro petróleo bajo tierra".

El anuncio nacional aumenta la tensión en la espera de un acuerdo de precios que asimile el crudo de exportación (el 40% de lo que produce Chubut) al del barril criollo acordado en 54,90 dólares, como única medida para evitar más de 3.000 despidos directos. La fecha clave es mañana miércoles, y el anuncio -no oficial– no preludia ánimo de negociación desde el gobierno nacional cuando los gremios de Chubut y Santa Cruz ya dijeron que definirán un plan de lucha de no haber respuestas.
"Tenemos la llave" y "Patagonia rebelde" son el anticipo de un inminente bloqueo anunciado por los gremios y para el que por estas horas se busca el respaldo social de toda la ciudad y de la Provincia. La posibilidad de la importación es la respuesta que deslizó el gobierno de Mauricio Macri, aunque no de boca de su ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien junto a su par de Interior, Rogelio Frigerio (nieto) mañana recibirán al gobernador Mario Das Neves y al titular del sindicato, Jorge Avila.
Este último subrayó ayer que las próximas horas son difíciles, pero recomendó "no entrar en pánico" ante la posibilidad de importación, considerando hoy que se trata de anuncios "para meter miedo". De todas maneras, subrayó que "si llega a ser cierto, preferimos que el petróleo se quede en Chubut hasta que tenga mejor precio y no que se lo sigan llevando y quedarnos nosotros con 5.000 desocupados. Va a ser una lucha dura; una pelea dura y larga pero los CEO están acostumbrados a manejar así. Han manejado las compañías de toda la Argentina durante mucho tiempo y han sido con los que hemos peleado en todos los ámbitos. Estamos acostumbrados y conocemos la manera que actúan", dijo Avila en diálogo con Radio del Mar, subrayando que "hasta el jueves vamos a mantener la paz social; después será otra cosa".

NO ENGAÑARON
El también titular de Petrominera planteó que hay una sola cosa que concede a favor del gobierno nacional y es que siempre dijeron la verdad. "Siempre dijeron esto; incluso que no lo iban a aguantar más de 90 días y no llegan a 30 parece. Devaluaron; no están sosteniendo la industria ni lo van a hacer; estamos pidiendo reunión con el gobernador porque es el único que puede llegar a interceder con el Presidente de la Nación y no con los CEO", dijo.
Avila expresó que más allá de lo que suceda, hay que agradecer a la conducción política chubutense (intendente, gobernador, senadores, concejales) que acompañan la situación, aunque admitió que lamentablemente las cosas las marca el precio del crudo. En ese cuadro de situación, cuestionó que otras producciones como el petróleo Medanito (Neuquén) se paga actualmente 60 dólares, el "criollo" a 54 y se hizo un acuerdo por el gas para salvaguardar a Neuquén y Catamarca.
"Me parece una locura que en Chubut no se intente por lo menos acercar al precio de exportación al precio criollo que nos permitiría después inteligentemente hacer una baja de personal que nos permita mantener los puestos, pero no de un día para otro decir 'cerramos los yacimientos', como quiere hacer Tecpetrol, donde hoy están los directivos nacionales y les quieren poner candado a la tranquera como si ellos fueran los dueños", criticó.
Asimismo, Avila agregó que más allá de esos "atropellos" la empresa violenta la conciliación obligatoria, considerando: "¿y como no lo van a hacer, si cuentan con el gobierno a favor? Es un gobierno empresario y entre empresarios hacen estas cosas".
Así, el referente gremial dijo que serán respetuosos hasta que venza la conciliación (mañana) y sostener el compromiso de trabajar hasta el último día en una mesa.
"Después del 22 ya serán más duras las cosas: ellos importaran combustibles y nosotros cuidaremos nuestro petróleo bajo tierra hasta que venga un mejor precio y lo podamos sacar, y no que nos dejen 5.000 despedidos e igual se lo sigan llevando porque si no es lo mismo que hemos vivido en otra época", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico