Tras seis días de luchar por su vida, murió el oficial Saiegg

La hermana de Simón confirmó a El Patagónico que el joven falleció cerca de las 14 horas en el Hospital Regional, donde estaba internado desde el domingo pasado debido a las graves quemaduras que sufrió en su cuerpo.

El oficial Simón Saiegg de 31 años estaba internado en terapia intensiva del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia desde la madrugada del domingo 14 de febrero, cuando fue traslado desde una vivienda de Kilómetro 8 donde lo encontraron con gran parte de su cuerpo quemado.

Mientras que esperaban su mejoría para poder trasladarlo al Hospital Churruca de Buenos Aires, y pese a que ayer los familiares habían indicado que el joven había mostrado una mejoría en su salud, hoy se produjo su muerte.

Su hermana Ruth, confirmó la lamentable noticia a El Patagónico y señaló que Simón falleció cerca de las 14 horas. "Mi hermano no aguantó más", dijo.

Y en medio de la tristeza y desconsuelo volvió a manifestar las sospechas sobre la pareja de su hermano: "ahora queremos que todos sepan que es una asesina. A mi hermano lo mataron", apuntó.

El cuerpo de Simón es sometido a la correspondiente autopsia que determinará el causal de su muerte, atento a que en los últimos partes médicos se daba cuenta de la complicación de los órganos vitales.

EL CASO

ruth.jpg


El episodio –que la fiscal Cecilia Codina investiga- ocurrió en la madrugada del domingo pasado en una vivienda de la calle Código 2.411 al 1.200 de Kilómetro 8, donde Saiegg estaba junto a su novia, una hermana de esta y su pareja cuando sufrió quemaduras con un líquido combustible.

Sus familiares de Saiegg insiste en que se trató de un ataque y denunciaron que familiares de Santa Cruz limpiaron la casa para borrar evidencias. Teniendo en cuenta además, que cuestionaron la tardanza en el llamado a la ambulancia y sabiendo de la existencia de un video donde se registraron los primeros momentos de la llegada de la policía al lugar.

Según la versión brindada por la mujer, cuando la policía llegó a la casa de su hermano, había tres personas sentadas, le preguntaron por la persona quemada y dijeron que estaba en el baño: "mi hermano estaba ahí solo en bóxer, no hubo desesperación, preocupación, lo dejaron tirado peor que a un animal".

Durante el transcurso de la semana, continuaron las denuncias y sospechas por parta de la familia, se confirmó que "por falta de pruebas" no pudieron radicar la denuncia en la Justicia Federal respecto del faltante de un disco rígido de la casa del oficial, en el que había almacenado información de las investigaciones que realizó Saiegg durante su paso por el área de Drogas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico