A un preso le quisieron pasar en la comida un teléfono y tres "bochitas" de marihuana

Antonella Galindo y Yanina Galindo fueron sorprendidas por los celadores de la alcaidía policial ayer a la mañana cuando le llevaban en el recipiente plástico a Daniel Almonacid un teléfono celular y 70 gramos de marihuana. Las dos mujeres quedaron a disposición del Juzgado Federal.

La alcaidía policial de Comodoro Rivadavia no deja de ser noticia. Dos días después del allanamiento del Ministerio Público Fiscal por la denuncia instada por el secretario de Seguridad, Federico Massoni ante los sobreprecios en la compra de alimentos para los presos, ayer dos mujeres fueron sorprendidas intentando hacer pasar en la vianda para un reo, un teléfono celular y droga.
Ayer a las 9, Antonella Galindo y Yanina Galindo –ambas mayores de edad- fueron sorprendidas por los celadores cuando llevaban comida elaborada para un preso, pero con droga y un teléfono en el interior del recipiente plástico.
Según la información recabada por El Patagónico a los celadores les llamó la atención que llegase la comida tan temprano para el preso, eran las 9:15 y todavía el menú no se conocía.
El tupper era para Daniel Alberto Almonacid, condenado por la tentativa de homicidio del policía Jorge Ríos en Laprida. Cuando los policías comenzaron a hurgar entre la comida -como toda elaboración casera- detectaron en el doble fondo del recipiente plástico cuatro envoltorios, que precisamente no eran ningún tipo de postre.
Se trataba de tres "bochitas" de marihuana. Según los peritos de Drogas Peligrosas, pesaban un total de 70 gramos. Y en el cuarto envoltorio, había un teléfono celular. Las dos mujeres quedaron notificadas a disposición de la Justicia Federal.
En estos casos, la Justicia suele investigar el delito de "suministro gratuito de estupefacientes, agravado por el lugar de comisión, en grado de tentativa". El agravante es que se produce en un establecimiento destinado al alojamiento de personas privadas de su libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico