A una damnificada del temporal se le incendió el lugar que le prestaron

María Alejandra Vidal es madre soltera de cinco hijos pequeños y perdió su vivienda durante el temporal. Estuvo evacuada varios meses en el Gimnasio Municipal 3 y ayer sufrió el incendio de la habitación que ocupaba en un domicilio de la calle Las Margaritas. Una joven que ayudaba a apagar las llamas sufrió principio de asfixia y recibió asistencia médica. "Necesito una solución ahora para poder tener mi casa propia", reclamó la damnificada a las autoridades municipales.

En una situación de vulnerabilidad se encuentra la habitante del barrio La Floresta, María Alejandra Vidal, quien ayer a las 17:50 sufrió el incendio de la habitación que ocupa en una vivienda que le prestaron en la calle Las Margaritas, entre Rivadavia y Granaderos.
Allí residía junto a sus hijos de 8 meses, 3, 5, 7 y 9 años. La mujer de 27 años se encontraba con su madre y una amiga de esta cuando percibieron humo y cuando se dio cuenta del fuego “empezó a agarrar el lavarropas, el ropero y se quemó la pieza nomás”, describió Vidal a El Patagónico.
Según la damnificada, el siniestro se generó a raíz de un cortocircuito en la instalación eléctrica. “Perdimos todo lo que es ropa y el colchón por el tema del agua cuando entraron los bomberos” del Destacamento 1, a cargo del sargento Víctor Alvarado.
En medio de la desesperación “mis hijos por suerte salieron para afuera y no les pasó nada”, agradeció la mujer con el bebé en brazos. La amiga de su mamá "ayudó a pagar el fuego con baldes” y el denso humo afectó sus vías respiratorias. Ante esa situación concurrió una ambulancia del Hospital Regional y la joven fue asistida varios minutos en el interior de la unidad sanitaria.
La casa construida con madera y chapa sufrió importantes daños, aunque las llamas no afectaron por completo el techo porque los voluntarios arribaron en contados minutos. “Al principio no nos dimos cuenta cuando empezó a salir humo, y ahí fue que el fuego ya había agarrado todo”, lamentó la damnificada.

UNA CASA PROPIA

Justamente ayer María Alejandra estuvo toda la mañana realizando trámites debido a que es una de las tantas damnificadas por el temporal registrado a fines de marzo y principios de abril en esta ciudad. "El temporal a mi sacó la casa con mis cinco hijos, estuve evacuada como cinco meses en el Gimnasio Municipal 3 y todavía sigo esperando respuestas”, reclamó.
La mujer tenía su casa en Misiones y Los Alamos, en la parte alta del barrio La Floresta. Recordó que el agua que descendía del cerro Chenque arrasó con su vivienda y tuvo que ser rescatada por personal de Defensa Civil que ayer fue a prestar colaboración en el incendio y además tomó nota de su situación habitacional.
"No he tenido ninguna respuesta y estuve hoy (por ayer) toda la mañana haciendo trámites. Me tienen de acá para allá en el municipio, y ahora me pasó esto”, lamentó Vidal, quien se dedica a la venta de ropa usada en la feria La Saladita y en la vereda de la calle Los Duraznos.
A pesar de todo lo ocurrido la joven madre afirmó: “hay que seguir para adelante".
A la vez reclamó que necesita “tener otro lugar y no estar de prestado, pero necesito una solución ahora para poder tener mi casa propia y la de mis hijos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico