Abogado de los rugbiers franceses dijo que no hay testigos

Rafael Cúneo Libarona sostuvo que hay indicios y pruebas que pueden cambiar el curso de la investigación y denunció una estigmatización: “Confío en la inocencia de los jugadores”.

Dos jugadores de rugby de la Selección de Francia fueron detenidos en la Ciudad de Buenos Aires tras ser denunciados por abuso sexual. El hecho habría ocurrido el domingo a la madrugada en un hotel de Mendoza luego de que el equipo francés disputara un amistoso con Los Pumas. El abogado Rafael Cúneo Libarona asumió la defensa de los rugbiers, denunció que hay una "estigmatización” hacia ese deporte y sostuvo que tiene pruebas e indicios que podrían cambiar el curso de la investigación.

Oscar Jégou, de 21 años, y Hugo Auradou, de 20, fueron detenidos el lunes en el hotel Emperador de Capital Federal antes del viaje que tenían previsto a Uruguay para disputar un nuevo partido. Ambos están acusados de abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de dos o más personas, y fueron alejados en una celda de la unidad penitenciaria de la calle Cavia al 3300.

Este miércoles por la mañana, el abogado defensor de los rugbiers, Rafael Cúneo Libarona habló en la previa de su viaje a Mendoza, donde tendrá acceso al expediente. Se espera que los denunciados arriben a la provincia cuyana para someterse a proceso. “Yo les creo a los dos jugadores de rugby franceses”, expresó con contundencia al informar que durante el martes entrevistó a los dos denunciados. “Acá hay dos realidades, una es la respetable opinión de la víctima, y la otra es la respetable opinión de los imputados. Eso hay que conjugarlo con las pruebas que hay en el expediente”, agregó.

El abogado consideró que la denuncia por abuso sexual representa “una problemática dificultosa porque estos estos hechos, como en la mayoría, se llaman intramuros, donde no hay testigos de lo que ha sucedido en esa habitación”. En este sentido, sin brindar detalles adelantó que, tras hablar con los rugbiers, encontró “algunos indicios y pruebas” que va a presentar junto a su colega Ricardo Marguery ante la Justicia de Mendoza y que “pueden cambiar el curso de la investigación”.

Tanto la fiscal de turno que tomó el caso en primera instancia como la abogada defensora indicaron que la víctima fue “salvajemente golpeada”. Al respecto, Rafael Cúneo Libarona evitó "polemizar” sobre esas declaraciones: “La realidad es una sola y es lo que están en el expediente”, sostuvo e indicó: “Vamos a ver cuáles son las pruebas, si hay marcas, qué tipo de marcas son y cuál es la profundidad de las marcas”.

El abogado defendió a los dos denunciados y los describió como “chicos de 20 años que vinieron a jugar al rugby, son profesionales, chicos muy sanos que no tenían la necesidad de golpear y no golpean”.

A continuación, Cúneo Libarona hizo referencia al asesinato de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 por el cual ocho rugbiers fueron condenados, y lanzó: “Los jugadores de rugby en los últimos años en Argentina han sido estigmatizados. Porque existan chicos que han golpeado en Villa Gesell no significa que todos los jugadores de rugby sean golpeadores. La estigmatización y la generalización no colabora”.

“Vamos a ver el expediente, muy respetuosamente tomaremos presente y tomamos nota de la declaración de la abogada, de la declaración de la familia, de la de la chica también a quien respetamos, pero también del otro lado yo tengo un mandato profesional que lo voy a seguir a rajatabla, que es la defensa de estos dos jóvenes en quienes yo confío en su inocencia, pero absolutamente”, remarcó.

En tanto, el abogado se mostró conforme con la orden de detención preventiva ante “una posibilidad de peligro de fuga porque, al tratarse de jugadores franceses, si vuelven a Francia, bien puede considerar la fiscalía y el juzgado que se pierde el arraigo procesal”.

En cuanto a la posibilidad de que los rugbiers afronten el proceso penal fuera de Argentina, Cúneo Libarona indicó que, para que eso suceda, tanto él como Marguery deberán “demostrar que no va a haber una fuga, que estamos apegados al proceso, que queremos colaborar con ellos permanentemente y que, tal como lo pretende la fiscalía, el juzgado y la familia de la víctima, buscamos la verdad de lo sucedido”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico