Alvarado estaba ahorcado en su celda con una polera en su cuello

Caleta Olivia (agencia)

Omar Alvarado, el individuo de 33 años que violó a una mujer salteña y asesinó al pequeño hijo de ella en Puerto Deseado el pasado 20 de febrero, fue hallado ayer sin vida, ahorcado, en uno de los calabozos de la Comisaria Seccional Cuarta de Caleta Olivia.

Padecía esquizofrenia, había sido detenido tres días después del horrendo suceso que conmocionó al país y por disposición del juez de aquella localidad, Oldemar Villa, fue trasladado a Caleta en prevención de serios incidentes ya que los vecinos querían lincharlo.

En tanto, el menor de 16 años con el que cometió el brutal hecho, se encuentra en un centro de detención cercano a la ciudad de La Plata, luego que inicialmente fuera llevado a Río Gallegos, donde los vecinos de la capital santacruceña, protagonizaran una manifestación repudiando su presencia en ese lugar.

PENDIA DE UN BARROTE

Alvarado estaba aislado individualmente y fue hallado pendiendo de uno de los barrotes alrededor de las 20:00 cuando el personal de guardia de la comisaría realizaba un control rutinario de los detenidos. En su cuello tenia atada una polera de color negro.

Luego de darse el alerta, se pudo en conocimiento del hecho al juez de instrucción de turno, Gabriel Contreras, quien para dar cristalinidad los procedimientos, ordenó que en las pericias solo interviniera personal de la División Criminalística policial, sino un perito forense y un médico judicial, al tiempo que tomó contacto con su par de Puerto Deseado, Oldemar Villa.

Por ahora todos los indicios indican que es trató de un suicidio y el cuerpo fue retirado alrededor de as 21.30 por bomberos de la Unidad Quinta vestidos con trajes encapsulados que lo trasladaron a la morgue del Hospital Zonal, donde este mediodía comenzaría a practicársele la autopsia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico