Arcioni pidió la conciliación obligatoria pero los gremios estatales analizan si la rechazan

El gobernador confirmó ayer que se dictará la conciliación obligatoria para dejar sin efecto las medidas de fuerza que llevan adelante los gremios que representan a trabajadores del Estado provincial, en protesta por el pago escalonado de haberes y en reclamo por una paritaria abierta. Los gremios ya adelantaron su posible rechazo por entender que el Gobierno chubutense no "puede ser juez y parte en el conflicto". Ayer los docentes realizaron una masiva caravana a los yacimientos petroleros.

El gobernador Mariano Arcioni adelantó ayer, en conferencia de prensa, que el Gobierno del Chubut dictará la conciliación obligatoria para impedir que los trabajadores estatales continúen llevando adelante medidas de fuerza, cuando “tienen a disposición una mesa de diálogo”, remarcó.

El titular del Ejecutivo provincial convocó ayer a las 8.30 a los medios a Casa de Gobierno donde, pocos minutos antes de las 9, entregó un mensaje y luego mantuvo una breve conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado –entre otros- por los ministros Coordinador de Gabinete, Marcial Paz; de Economía, Alejandro Garzonio, y el titular del Instituto Autárquico de Colonización (IAC), Máximo Pérez Catán.

Arcioni comenzó su alocución yendo a fondo en el tema central de la convocatoria, y así reprochó a los gremios por no haber aprovechado la mesa de diálogo que se abrió desde el gobierno. “Les pido la razonabilidad y la coherencia que corresponde, porque por parte de este gobierno siempre hemos abierto las puertas del dialogo mostrando la situaciones y las condiciones en la que se encuentra la provincia”, sostuvo.

De inmediato adelantó su decisión de pedir el dictado de una conciliación obligatoria porque “la voluntaria fracasó, así que ahora tendremos 20 días para seguir conversando en un marco de razonabilidad, coherencia y flexibilización pero con los chicos en las aulas y estudiando”, afirmó.

El gobernador reiteró que el martes “cobraron el 100 por ciento de los sueldos, y con recursos propios, todos los empleados del Estado. Cada 30 días, todos los trabajadores están percibiendo su salario”, observó.

Junto con la conciliación obligatoria, Arcioni confirmó que, a partir de ahora, se descontarán los días no trabajados a quienes adhieran a las medidas de fuerza. “En la reunión de la semana pasada, habíamos acordado que no íbamos a descontar los días de paro, pero luego de ese encuentro, la mesa sindical a pesar de todo, convoco a un paro de 72 horas, rompiendo con lo acordado, por eso desde ahí en adelante vamos a empezar a descontar los días no trabajados”, sostuvo.

EVALUAN RECHAZARLA

Los gremios estatales, sobre todo docentes y auxiliares de Educación, nucleados en la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), realizaron ayer una nueva caravana al yacimiento petrolero de Cerro Dragón, al que llegaron pasadas las 9:30, en dos columnas, una que salió de Sarmiento y otra de Comodoro Rivadavia.

El movimiento, con el cual los trabajadores evitan cortar la ruta, pero demoran el ingreso de trabajadores petroleros a los yacimientos, comenzó a las 5:30 y finalizó luego del mediodía cuando, tras un acto, los autos que transportaron a los trabajadores volvieron a su lugar de origen, produciendo una demora importante en la rotonda de las rutas 3 y 26.

“Nosotros seguramente vamos a rechazar la conciliación obligatoria, que no es otra cosa que una nueva maniobra de distracción del gobierno. Lo que tiene que hacer Arcioni es cumplir con sus obligaciones y dar respuestas, algo que no conseguimos desde hace 60 días”, indicó el titular de la Regional Sur de la ATECh, Daniel Murphy.

En diálogo con El Patagónico el dirigente sindical adelantó que la decisión general sobre la conciliación obligatoria se tomará “en una reunión que mañana (por hoy) tendrá la Mesa de Unidad Sindical, que seguramente compartirá este criterio, ya que el Gobierno provincial no puede dictar esta conciliación porque si no sería juez y parte”, indicó.

Mientras, el titular de ATE Comodoro, Gerardo Coronado, recordó: “nosotros estamos esperando todavía los resultados que surgieron de la conciliación obligatoria de octubre pasado, donde el Gobierno se comprometió al pase a planta de los trabajadores precarizados. Seguimos esperando y lo haremos en lucha”, afirmó.

Coronado, además, compartió el criterio de que “el gobierno no puede estar de los dos lados del mostrador. Se definirá en el conjunto, pero nos parece en principio que esta conciliación no solo no tiene sentido sino que tampoco tiene sustento legal”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico