Chubut debe afrontar un deuda de $519 millones que amplía la crisis financiera que atraviesa la provincia

El gobernador de Chubut Mariano Arcioni, encabezó ayer una conferencia de prensa donde dio detalles de los vencimientos que afronta la provincia, vinculados a compromisos contraídos en gestiones anteriores.

Arcioni aseguró “que la retención de 280 millones de pesos por pago del bono BODIC 2013/15 conspiran contra el esfuerzo de sacar a la provincia adelante, debido a que los 519 millones corresponden a un adelanto de vencimiento de la deuda que no estaba programado”.

El mandatario estuvo acompañado por el ministro de Economía, Alejandro Garzonio, el subsecretario de Coordinación Financiera del Ministerio de Economía, Luis Tarrío; y el titular del IPV, Carlos Simionatti. Y en ese marco, aseguró que es necesario explicar “por qué la provincia está desfinanciada” y lo atribuyó a las “negociaciones desfavorables a lo largo de este tiempo”.

“En cumplimiento de las clausulas contenidas en los contratos de emisión de los bonos BODIC I y II, firmados el 16 de octubre del 2013 y el 26 de marzo del 2015 respectivamente, durante el mes de mayo del corriente se empezaron a pagar en forma anticipada los servicios de la deuda que vencen en el próximo mes de julio del 2018”, detalló el gobernador.

“En efecto los vencimientos de julio de 2018 ascienden a 20.780.735 dólares, que al cambio actual representan aproximadamente a 519.500.00 pesos, de los cuales fueron retenidos en este mes de nuestras regalías la suma de 280 millones de pesos, quedando el saldo restante sujeto a retención durante el mes de junio y julio hasta completar el monto indicado”, explicó.

Arcioni aseguró que esos “contratos, firmados con anterioridad a este periodo de gobierno, son partes de las dificultades financieras graves que afronta Chubut y que nos han obligado a tomar decisiones no deseadas por mi como el pago escalonado de los sueldos”.

Y en la continuidad de su alocución agregó: “Si ustedes prestaron atención este mes recibimos y no retuvieron casi 300 millones de pesos, y a pesar de esas retenciones por negociaciones desfavorables o como quieran llamarlo, justamente del BODIC I y II que fueron subscriptas en el 2013 y en el 2015, es lo que nos lleva a esta situación. Todavía nos queda afrontar, y que nos van a descontar debido a estos compromisos, otra sumas similares hasta alcanzar cerca de los 600 millones de pesos”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico