Asesinan a patadas a un hombre y luego prenden fuego la vivienda

Lo que inicialmente se consideró una fatalidad debido a un incendio doméstico, se reveló como un asesinato atroz tras la divulgación de los resultados de la autopsia.

Las autoridades de la Justicia establecieron que Alfredo Nicolás Serrudo, un hombre, de 65 años, que el viernes había aparecido muerto dentro de su vivienda incendiada, fue asesinado a patadas durante una pelea. El suceso, ocurrió en el sur de la Provincia de Buenos Aires y a raíz del episodio hay un sospechoso detenido.

Voceros judiciales revelaron que las pericias dispuestas por el doctor Walter Mércuri, fiscal de la Unidad Funcional N° 8 y a cargo de los integrantes de la Policía Científica lograron determinar que la víctima presentaba traumatismo de tórax y múltiples hemorragias, que le habían provocado el fallecimiento.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, basándose en los nuevos datos, el funcionario resolvió que el expediente penal fuera recaratulado “Homicidio”.

Trascendió que se cree que el individuo apresado, de 32 años y que era vecino de Serrudo, mantuvo un altercado con la víctima, a quien se presume que entonces le habría aplicado una patada en la región torácica, en el interior de la finca habitada por el sexagenario situada en la esquina de avenida 2 y Paseo 169, en la localidad de Colonia Marina.

Posteriormente este sujeto escapó a bordo de un Citroën C3 blanco, dominio AA595SW y propiedad de Serrudo, llevándose además la suma de 30.000 pesos. Antes de huir, el individuo decidió ocasionar un incendio en la casa para borrar las pruebas del asesinato. Se certificó en el sumario que el siniestro empezó cuando el criminal habría prendido fuego un colchón y una sábana.

Bomberos apagaron finalmente las llamas y observaron el cadáver de la víctima, en una de las habitaciones. Como consecuencia del incidente, los servidores públicos de la comisaría 2ª del distrito y también de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) desplegaron diferentes procedimientos con el objetivo de apresar al autor de la mortal agresión.

Horas más tarde, integrantes de la Policía Vial consiguieron interceptar a dicho sospechoso, en momentos en los que escapaba en el coche y mientras estaba en las cercanías del cruce de las rutas provinciales 11 y 63.

En tanto, las versiones sostienen que Serrudo vivía solo en la casa y que sufría de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Fuente: cronica.com.ar

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico