Atraparon a la "viuda negra" en un hotel céntrico de la ciudad

La mujer que simulaba buscar una relación a través del sitio de citas Badoo fue detenida junto a su pareja- ambos cordobeses- esta madrugada por personal de la Brigada de Investigaciones en un hotel céntrico de Comodoro. Secuestraron dinero, celulares y clonazepam.

La mujer que simulaba buscar una relación a través del sitio de citas Badoo, como un señuelo para robarle a hombres fue detenida junto a su pareja- ambos cordobeses- esta madrugada por personal de la Brigada de Investigaciones en un hotel céntrico de Comodoro. Secuestraron dinero, celulares y clonazepam. Hoy habrá conferencia de prensa Ministerio Publico Fiscal para brindar más detalles de la investigación.

Tal como publicara en su edición de hoy El Patagónico, el martes pasado un hombre radicó una denuncia policial en la que señala que invitó a una mujer a su casa y que luego de compartir con ella una copa de vino se quedó dormido.

Se trata del mismo modus operandi utilizado en el caso ocurrido el sábado en el barrio Roca. La Brigada de Investigaciones junto a la Fiscalía contaban con testimonios de las víctimas de ambos casos para reconstruir el perfil de la mujer y sus características físicas con el objetivo de detenerla.

Por eso esta madrugada, efectivos de la Brigada de Investigaciones- encabezados por Andrés García y Pablo Lobos- desplegaron un allanamiento en el Hotel Del Valle, ubicado en el Centro de Comodoro Rivadavia.

Allí, precisamente en la habitación 5, lograron atrapar a la “viuda negraque fue detenida junto a su pareja, ambos cordobeses. Los investigadores secuestraron dinero, celulares y clonazepam.

La mujer tiene un perfil en el sitio de citas Badoo, desde el que contacta a sus víctimas. Como las viudas negras parece no ser agresiva. Se muestra solitaria y nocturna y su principal señuelo es la seducción.

El martes un hombre se acercó a realizar una denuncia, ya que había sido víctima de una “viuda negra”. Dijo haberla contactado por Badoo y que la invitó a su casa del barrio Divina Providencia para tomar algo.

La mujer le aceptó una copa de vino y de repente el hombre se durmió: el mismo modus operandi aplicado 72 horas antes. La viuda negra otra vez aprovechó la situación para llevarse todo. Pero esta vez no ató a su víctima, quizás asustada con lo que había pasado en el barrio Roca durante el fin de semana, en donde una anciana de 90 años había perdido la vida al dejarla encerrada, mientras que su hijo fue hallado atado y con principio de deshidratación por lo que debió ser hospitalizado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico