Banfi se explayó sobre género y nuevos derechos

"Los nuevos operadores del sistema tenemos que salir ya de la burocracia del trámite", expresó la jefa de fiscales de Comodoro que aspira a integrar el STJ.

Camila Lucía Banfi Saavedra fue la segunda candidata a integrar el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Chubut que se presentó este miércoles en la sesión especial de la Legislatura provincial. Se explayó durante más de una hora sobre diversos temas, haciendo hincapié en los de género y nuevos derechos.

De este modo, respondió muchas de las preguntas que habían elaborado los diputados para conocer sus opiniones sobre el funcionamiento de la Justicia.

“Creo que humanizar situaciones que tienen que ver con la ley penal es algo en lo que hay que trabajar mucho”, resaltó Banfi antes de contar en detalle su trayectoria y experiencia adquiridas con mujeres privadas de su libertad en Ezeiza; pueblos originarios en Bariloche y vericuetos administrativos en un juzgado de faltas de un parque nacional.

También hizo mención a su último destino, el de Comodoro Rivadavia, donde hoy es jefa de fiscales.

“Tenemos que empezar a aprender a deconstruirnos en la tecnología. Actualmente hay muchos casos de grooming, ciberacoso, estafas. Los nuevos operadores del sistema tenemos que salir ya de la burocracia del trámite”, acotó Banfi.

La fiscal además valoró la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y habló de la violencia de género, indicando que “el sistema Coirón nos permite tener un dato preciso de cuántas causas ingresan hoy en toda la provincia. Con estos números desandamos este camino”.

EL GENERO COMO PRIORIDAD

Describió además las situaciones que deben atravesar actualmente las víctimas de abusos, comprometiéndose a hacer lo que esté a su alcance para corregirlas.

Pidió “no minimizar los micromachismos que se dan todos los días” y recordó que hasta no hace mucho ella era crítica de los fallos de femicidio del STJ cuando probar el vínculo y la relación no era complicado; vamos al Facebook y está. Hoy, por suerte, han dictado precedentes muy importantes para la provincia”.

Antes de concluir su exposición para comenzar a responder preguntas puntuales de los diputados, recordó su último juicio, un delito contra la integridad sexual. “Se trata de una prueba de intimidad y en este caso no solo era una adolescente, sino que también se encontraba institucionalizada desde que el hecho ocurrió. Ese caso me sensibilizó profundamente porque pude ver cómo trabajó el Estado. Me dio mucha energía ver que en la jurisdicción se pudo lograr una sentencia condenatoria y lo que significó para esta joven que ello haya ocurrido”.

PRIVADOS DE MAS DE UN DERECHO

Banfi también abordó la problemática del encierro, puntualizando que en Chubut “las cárceles son el reflejo de nuestra sociedad. No hay dónde alojar a los menores. Los COSE de Trelew y Esquel no dan abasto. Hay gente en situación muy vulnerable. Al estado le cuesta no privarlo de más derechos que el de su libertad”.

Recordó que “el fallo Verbitsky señaló que ya no debería haber detenidos en las comisarías. Esto impacta en muchas circunstancias porque tiene que ver con quien lo custodia; con la familia que lo va a ver a ese lugar; con las mismas personas que están encerradas y que se autoperciben de determinado género”.

Hizo además un aparte para retomar la polémica que en algún momento se pretendió instalar sobre la potestad de que la Provincia investigara el narcomenudeo. “Sabemos qué ocurre cuando intervenimos desde dos áreas. Sería más ágil, pero pensándolo al interior de la Fiscalía sentíamos que había una enorme barrera económica que no podíamos sortear. Esto tiene que ver con capacitación, laboratorios, custodia de elementos, lo que tiene que ser prolijo. De haberse habilitado, es probable que hubiéramos incurrido en actos imprudentes”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico