Buscan reubicar a obreros de firmas que dejaron abandonadas tres obras

Los 104 obreros que mantenían un vínculo con la empresa Sofra SA, encargada de la ampliación del CABIN, así como los de Oprecap y Soul Construcciones serán reubicados luego de que el responsable de las tres compañías no abonara los últimos salarios a los trabajadores y adujera quiebra. Ayer la UOCRA logró que 20 personas volvieran a trabajar en otras firmas y se espera que hoy se consiga un puesto laboral para 37 obreros más.

Hace más de un mes que Edgardo Fernández Umaño es requerido por 104 trabajadores de la construcción para el pago de sus haberes. Es que Fernández Umaño no ha podido ser ubicado en Comodoro Rivadavia después de presentar la quiebra de las empresas Sofra SA (encargada de la obra de ampliación del CABIN), Oprecap y Soul Construcciones.

Así, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) comenzó con el trabajo de reubicar a los obreros en otros proyectos. Ayer se logró que 20 personas comiencen a trabajar en la construcción de la futura clínica de Swiss Medical, que estará situada en Belgrano entre San Martín y Sarmiento. Y se espera que hoy se empiecen las negociaciones para conseguir una fuente laboral para 37 obreros más.

“Mañana (por hoy) tengo una reunión con el ingeniero del INVAP para ver que la próxima empresa que se haga cargo de la obra de la ampliación del CABIN (Centro de Aplicaciones Bionucleares) tome 37 personas más y seguiremos trabajando para conseguirle trabajo a la gente”, sostuvo Raúl Silva, secretario general de la UOCRA en diálogo con El Patagónico.

El dirigente gremial también explicó que otras dos empresas absorberían a un total de 20 operarios más por lo que se continuaría gestionando para reubicar a otros 20 obreros. “El gremio va a seguir trabajando para que las personas que hoy no tienen trabajo puedan tenerlo”, indicó.

Asimismo, Silva detalló que las tres empresas de Fernández Umaño reunían a trabajadores con antigüedad de hasta tres años y medio. “Hay gente con distinta cantidad de antigüedad. Esta el más nuevo que llevaba 8 meses o un año pero también tenés trabajadores que llevaban como 3 años y medio. La gente iba rotando y siempre tenía trabajo pero ahora se encontró con este panorama”, lamentó.

En este sentido, el secretario general de la UOCRA manifestó que el empresario “desapareció de la faz de la tierra” y que “no lo podemos encontrar”. Sin embargo, Silva aclaró que “el INVAP (encargado de la obra de ampliación del CABIN a través de un convenio con la Comisión Nacional de Energía Atómica) se va a tener que hacer responsable solidario desde el día que empezó la obra. En total son ocho meses por lo que deberá abonar jubilación, aguinaldo, fondo de desempleo, entre otras cuestiones para cada uno de los trabajadores”, argumentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico