Casi se hunde un yate por una fiesta clandestina

Fue en el río Paraná por la cantidad de jóvenes a bordo. Ocurrió el domingo en la ciudad capital de Entre Ríos.

Mientras los contagios por coronavirus aumentan en el país y los gobiernos provinciales y municipales intentan controlar las reuniones sociales, este fin de semana se viralizó en redes sociales un caso que indignó a los habitantes de la ciudad de Paraná.

Un yate en el que viajaban más de 25 jóvenes estuvo a punto de hundirse en el río Paraná mientras realizaban una fiesta clandestina. El accidente ocurrió después de que salieran del Club Náutico de esa ciudad entrerriana y el agua comenzara a filtrarse por la popa debido al sobrepeso que registraba el barco, como consecuencia del exceso de personas.

Según publicaron distintos medios locales, los jóvenes se dirigían hacia la llamada “Isla Bonita” y en el trayecto comenzaron la fiesta. En las fotos puede verse cómo parte de la embarcación quedó sumergida por la cantidad de pasajeros y también se observa que no respetan ningún tipo de distanciamiento ni el uso de barbijo.

La situación provocó indignación en redes sociales por la falta de medidas sanitarias en medio del aumento de casos de coronavirus. Además, el protocolo de Prefectura estableció que las embarcaciones solo pueden ocupar el 50 por ciento de su capacidad.

Ante esto, Leonardo Díaz, el presidente del Club Naútico de Paraná dijo al canal de noticias TN: “El barco salió sin los requisitos que nosotros ponemos en esta época, de una manera irresponsable llevando demasiada carga a bordo, algunos socios y otros no socios del club”.

Y continuó: “Sucedió que el exceso de carga hizo entrar agua por las ventilaciones del motor y, gracias a Dios, estaban tocando el borde de una isla y se hundió la parte de motor, y máquinas quedando el resto en arena”.

“Me gustaría comentar que el sacar una embarcación o un despacho es como una declaración jurada del patrón o timonel”, explicó. También detalló que el yate del incidente tiene capacidad para 10 personas e iban unas 25. Y finalizó: “Si después de lo que uno declaró de pasajes y personas, hace y deshace y sobrepasa las medidas, creo que ahí es total responsabilidad de esa persona”.

Sin embargo, este caso no fue el único que ocurrió sobre el río Paraná. Según el diario El Litoral, durante el fin de semana fueron cientos de personas las que asistieron a diferentes eventos en la zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico