Cinco adultos y cuatro adolescentes detenidos en un intento de saqueo al supermercado Carrefour de la Polonia

Personal policial de las áreas de Operaciones, de Infantería y de las seccionales Cuarta, Quinta y Sexta, logró detener a nueve personas, entre ellos a cinco adultos y cuatro menores de edad. Estos ayer a las 15 intentaban salir de la sucursal de supermercados Carrefour de Polonia y Lisandro de la Torre, con pañales, alimentos y otros productos, cargados en carritos o en bolsas. Según informó el jefe de Unidad Regional, Ricardo Cerdá, desde la gerencia del comercio ya tenían un plan para proceder en estos casos, por lo que cuando ingresaron unos 20 individuos al local para arrebatar productos, cerraron las persianas. De ese modo, al llegar la policía logró detener a casi una decena de ellos. Como prevención personal policial mantiene custodias en diversos supermercados.

“Cada uno se lleva lo que necesita”, proponía a las 11:26 un individuo que se hace llamar Bruno Flow en un grupo de WhatsApp que se denomina “Zona sur saqueo”. “Bueno el administrador del grupo, que diga quién va a ir para dónde, organícense, que la gente del Abásolo saqueen La Anónima del Abásolo, los otros en Carrefour y Wallmart”, respondía una mujer por mensaje de voz.

Bruno Flow insistía: “el día sábado empezamos por el Wallmart o la Anónimas de la Chile, hay que organizar la hora. Entramos todos juntos cada uno saca lo que quiere. Nos tenemos que juntar cerca, llegar todos juntos. Y tipo 4 entramos todos salimos todos. Lo más importante es que si agarran a un compañero y hay que plantarse con la policía, lo hacemos. La idea es que no agarren a ni uno, tiene bastantes salidas y no se olviden de las de emergencia, escapamos todos juntos, vamos por los alimentos confirmemos la hora”, incitaba.

La hora y el día se adelantaron, no fue ni hoy ni mañana, fue ayer a las 15 en la sucursal de Carrefour de Polonia y Lisandro de la Torre, en donde ingresaron más de 100 personas.

Unos 20 quedaron adentro eligiendo qué llevarse cuando personal policial de la Seccional Sexta, Operaciones y el personal de seguridad privada alcanzaron a cerrar las persianas y las puertas. Algunos alcanzaron a salir, nueve quedaron detenidos, rompieron botellas de vino al intentar escapar y a otros se les cayeron los paquetes de pañales que llevaban.

Cinco mayores y cuatro menores de edad fueron los detenidos. Todos terminaron siendo reducidos por tres efectivos policiales que llegaron en los primeros minutos del intento de saqueo.

Según pudo recabar en el lugar El Patagónico, un policía los tiraba al suelo y los iba esposando a medida que sus compañeros le iban pasando esposas. Algunos saqueadores intentaban levantarse para escapar y desde afuera parte del grupo que había alcanzado a escapar registraba las imágenes con teléfonos celulares.

“Son re abusivos ustedes, no ven que son pibitos”, le gritaba una mujer a uno de los efectivos. Es que el policía trataba de dominar en el suelo a los demorados hasta que llegasen los refuerzos. Al que intentaba levantarse le pegaba un cachiporrazo.

En el interior quedó el desorden y el temor de los empleados del Carrefour. Una vez que llegaban las camionetas de Infantería y de las seccionales Cuarta, Quinta y Sexta, los policías iban sacando a los detenidos uno por uno. Todos terminaron alojados en la Comisaría Sexta, en donde al cierre de esta edición eran identificados.

“Entraron directamente a saquear, mi mamá dijo que no sabían qué hacer, se tuvieron que meter al depósito por miedo, le contó a este diario el hijo de una de las repositoras.

“Un grupo de al menos de 20 personas ingresó, pero la gerencia ya estaba orientada a lo que había que hacer, por lo que se bajaron las persianas. Al interior del supermercado, entraron 10 y 15 personas, que quedaron detenidas”, informó en el lugar el comisario Ricardo Cerdá, jefe de la Unidad Regional de Policía.

Desde el Sindicato de Seguridad, Walter Montagna, confirmó a este diario: “el accionar policial fue rápido, yo estoy en contacto con todos los supermercados, porque desde ayer que se corrían los rumores de este tipo de hechos, que se tenía la información de que podía llegar a pasar esto. En algunos supermercados se reforzó con personal policial. La Anónima fue quien más reforzó”, graficó el representante de los vigiladores privados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico