Comenzó el juicio oral y público por el crimen de Daniel Vidal

Daniel Vidal fue asesinado en el año 2017, al menos tres disparos de arma de fuego lo alcanzaron cuando se encontraba en la calle Marinero López escenario de permanentes enfrentamiento entre "los de arriba y los de abajo". Un año antes en la misma calle asesinaron a su primero "Leito" Vidal. Por el crimen de Daniel Vidal hay un solo imputado, se trata de Jonathan Myburgh.

Esta mañana comenzó el juicio por el ilícito contra la vida acontecido el pasado 12 de noviembre de 2017 que tiene como único imputado a Jonathan Myburgh. En su teoría del caso la fiscal argumentó que va a probar a lo largo del debate la autoría de Myburgh del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Daniel Vidal; al igual que la querella. En tanto que el defensor postuló la teoría del caso negativa “por la indeterminación de autoría” por lo cual solicitará su “absolución”.

El tribunal Colegiado de juicio fue presidido por Daniela Arcuri e integrado por Mariano Nicosia y Alejandro Soñis, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; la querella en representación de Karina Miranda fue ejercida por Olga Figueroa; en tanto que la defensa Myburgh fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

En un primer momento se plantearon cuestiones previas al inicio del debate. Luego la fiscal se refirió a su teoría del caso asegurando que va a probar a lo largo del debate el hecho acontecido el pasado 12 de noviembre de 2017, a la 1.30 hs. aproximadamente, cuando la víctima Daniel Vidal se encontraba junto a un grupo de personas en el lugar del hecho, sobre la calle Marinero López, del barrio Moure, momento en que arriban al lugar el imputado Jonathan Myburgh, junto a dos personas no identificadas, a bordo de un VW Bora, gris oscuro, con vidrios polarizados. El imputado efectúa dos o tres disparos con arma de fuego, 9mm., que impactan en la humanidad de Daniel Maximiliano Vidal, provocando su deceso por “shock hipovolémico irreversible”, producida por herida de arma de fuego en tórax. Calificando jurídicamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor para Jonathan Myburgh. Banfi afirmó que va a acreditar en el debate con prueba testimonial y pericial la hipótesis de la fiscalía.

La querella se pronunció en idéntico sentido respecto al hecho y la calificación legal que la fiscalía.

En contraposición el defensor postuló una teoría del caso negativa por la indeterminación de autoría. La acusadora pública relata en el hecho que “en la huida otra persona que estaba detrás del vehículo efectúa dos disparos contra” una de las personas que estaba con la víctima. Concluyendo que hay una “indeterminación de cuál ha sido el disparo mortal, además que su pupilo no efectuó ningún disparo”. En consecuencia postulará la absolución de Myburgh.

Entre los testimonios destacados de la fecha estuvo la de un suboficial que fue unos de los primeros que interviene en el hecho. Que es anoticiado vía radial que había un desorden en el Barrio Moure, pero cuando se dirigen al lugar estaba todo tranquilo. Observan un vehículo circular a alta velocidad y deciden seguirlo para identificarlo. Ya en la Guardia del Hospital había cinco personas, una de ellas herida. Al consultarle que había sucedido le refieren que desde un Bora le dispara y que conocía a quién había disparada, uno de los Myburgh.

Otro Oficial principal que intervino en el hecho confeccionó el Acta policial del hecho en las calles Marinero López y Marcelo Berbel. Se constituye en el Hospital y le informan sobre el deceso de una persona; seguidamente se dirige al lugar del hecho y realiza una inspección del mismo. Recuerda la puerta de la casa con un disparo y el plomo en el baño.

Finalmente prestó testimonio Cristian Cayun, de la policía Científica que coordinó el relevamiento del lugar del hecho, secuestros como la gorra visera, manchas hemáticas, fragmento de proyectil. También describió la puerta con un orificio de proyectil que terminaba en el interior del baño, al pie del lavarropas. También el profesional realizó una pericia sobre la mecánica del hecho exponiendo la misma en PowerPoint.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico