Con barriletes reclamaron por el posible cierre de la Tecnicatura en Tiempo Libre

Estudiantes y maestros del Instituto de Formación Docente 810 realizaron ayer una panfleteada y una barrileteada en la plaza de la Escuela 83. Fue como reclamo ante el posible cierre del primer año de la Tecnicatura en Tiempo Libre y Recreación para 2018. Advirtieron que doce docentes podrían perder su trabajo para el próximo ciclo lectivo.

Como cada año, en octubre, los Institutos de Formación Docente (IFD) envían sus proyectos educativos para comenzar a diagramar la cantidad de aulas y de profesores que serán necesarios para el próximo ciclo lectivo.

Como habitualmente sucede, en la comunidad educativa del IFD 810 de Comodoro Rivadavia esperaban que tras el envío de los programas las respuestas fueran favorables.

Sin embargo, docentes y alumnos se vieron sorprendidos cuando advirtieron que para el año próximo no fue incluida la apertura del primer año de la Tecnicatura en Tiempo Libre y Recreación.

Ayer ante la falta de respuestas, alumnos y docentes de la institución con una panfleteada y una barrileteada se manifestaron en la plaza de la Escuela 83 para dar a conocer su reclamo.

Es que la situación es preocupante para la comunidad educativa, debido a que 12 docentes podrían perder su trabajo y cerca de 40 alumnos, si se tiene en cuenta la matrícula de ingreso promedio, no podrían optar por una carrera que solo se dicta en Comodoro Rivadavia y Buenos Aires.

“Nosotros estamos preocupados porque no tenemos respuestas de ninguna de las partes y no sabemos que puede llegar a pasar con la estabilidad laboral de 12 docentes del primer año de la carrera. Si se llega a realizar este recorte será un golpe a la educación libre y gratuita”, dijo ayer Lucas Kamann, coordinador de la Tecnicatura en Tiempo Libre y Recreación (TTLyR).

“Esta es la segunda tecnicatura que hay en el país porque una está en Buenos Aires y otra la tenemos acá. Es la única que hay en la Patagonia y por eso debemos cuidarla. No es justo que chicos de la región deban irse a estudiar a Buenos Aires cuando nosotros tenemos las herramientas”, agregó el coordinador.

BAJA LUEGO DE OCHO AÑOS

Kamann recordó que la Tecnicatura en Tiempo Libre y Recreación comenzó a dictarse hace 8 años y significó un gran avance para la comunidad educativa de la región, además de un importante aporte de egresados a la ciudad.

“Muchos de ellos trabajan en la Municipalidad, otros decidieron abrir un emprendimiento propio, otros tanto están en las agencias de turismo y aun así faltan muchos lugares que cubrir. Hoy están cursando 45 chicos la carrera y muchos de ellos tienen conocidos que quieren anotarse el próximo año, pero si se cierra ¿Cómo hacemos? ¿Les decimos que se vayan a Buenos Aires?”, se preguntó Kamann.

Para el coordinador, “la situación es preocupante porque atenta contra los derechos de la educación pública y gratuita”.

En ese sentido, cuestionó: “no podemos cerrar una carrera que es la única en la Patagonia y la segunda en el país. Es un descontrol”.

Por eso aseguró que continuarán realizando acciones lúdicas para exigir la continuidad de la tecnicatura.

“Nosotros no vamos a cortar rutas ni nada por el estilo porque no es lo que sabemos hacer. Quizás tengamos el acompañamiento de otras instituciones que están sufriendo estos recortes, pero vamos a continuar con este tipo de iniciativas hasta que tengamos las respuestas necesarias”, aseguró Kamann.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico