Con la aparición de Caba podrían posponer la audiencia preliminar

Con la aparición de Juan Pablo Caba —quien se había fugado de la alcaidía en octubre del año pasado— se podría posponer la audiencia preliminar que estaba prevista para mañana en la Cámara del Crimen. De todas formas sigue prófugo un integrante de esa banda, Bernardo Enrique Casamayú. Ellos estaban detenidos por un violento asalto a mano armada perpetrado a un empresario de Sarmiento.

No por mérito de quienes deberían buscarlo, y después de cuatro meses de haber protagonizado una de las fugas más escandalosas de la alcaidía local, el testigo protegido del caso Iván Torres, Juan Pablo Caba, dio rastros de vida. Los errores propios de su vida marginal lo habrían llevado a delatarse, aunque aún resta conocer la versión que le dará a la Justicia al respecto.
Por ahora Caba está alojado en la Unidad Penitenciaria 11 de Neuquén y ayer comenzaron las comunicaciones oficiales entre ambas provincias. Es que se trata de un detenido con condiciones especiales y sobre el cual existen medidas a tomar que oportunamente le fueron ordenadas al Poder Ejecutivo Nacional por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
No se debe olvidar que el ahora capturado en Neuquén tenía una relación de parentesco con Iván Torres —desaparecido el 3 de octubre de 2003 a partir de su detención en la Seccional Primera— y que forma parte del grupo de personas sobre las cuales se pidió protección, en el marco de la causa que siguen las abogadas del caso.
Al respecto se debe recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos le ordenó una serie de medidas provisionales al Estado Nacional, entre las que se encontraba la protección de unos 20 testigos del caso Torres, con el fin de que no terminaran como David Hayes —uno de los principales testigos de la causa—, quien fue asesinado en una riña de presos.

POR QUE ESTA DETENIDO
Aparte de todos esos antecedentes, se debe señalar que Caba llegó a la cárcel acusado de integrar una banda que habría cometido un violento asalto a mano armada en la vivienda particular de un vendedor de autos, hecho ocurrido en Sarmiento hace casi dos años.
Entonces, tomaron una familia de rehén y para presionar al empresario, del que pretendía obtener más dinero, le gatillaban en la cabeza a una criatura. La banda que fue involucrada en ese indeseable episodio fue detenida en Comodoro Rivadavia, apenas unas horas después de cometido el delito.
Los integrantes no son otros que los hermanos Alcaina: Luis y Víctor (uno de los cuales también se fugó y fue recapturado hace poco tiempo en la cordillera); Caba y Bernardo Enrique Casamajou. El último sigue prófugo y se trata de uno de los ocho fugados en la madrugada de 13 de octubre de 2006, tras hacer un boquete en la alcaidía.
Por esa causa de robo es que la Cámara del Crimen tenía programado para mañana una audiencia preliminar de juicio, oportunidad en la que las partes ofrecen las pruebas y de esta manera agilizan el juicio que llega con posterioridad.
Ahora, con la aparición de Caba, los funcionarios judiciales analizan la posiblidad de posponer la fecha y aguardar que Caba esté en nuestra ciudad para participar de ella. Claro que su traslado requiere de todo un despliegue y trámites que superan a los de cualquier preso común.
Desde que se conoció la novedad, se le hizo saber por todos los medios a la justicia neuquina del cuidado de la integridad física que se debe tener con este reo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico