Construcción: 800 desocupados en solo tres meses

Referentes de la Cámara de Empresas Constructoras y de UOCRA se reunieron con el viceintendente y concejales para exponer la problemática del rubro. Paralización de obra pública nacional y falta de ejecuciones provinciales determinan que los contratos del municipio sean el único impulso para el rubro. Sin embargo, los plazos de pago en un contexto de altísima inflación los hacen inviables. Piden una emergencia transitoria para la Obra Pública Municipal.

“Atravesamos una serie de desfasajes económicos muy importantes producto de la fuerte inflación que tenemos y de la devaluación de diciembre. Todos nuestros costos están atados a eso y estamos trabajando con contratos con una antigüedad promedio de 10 a 12 meses y un sistema de ajuste de precios que tiene una velocidad de recupero de la brecha de unos 4 o 5 meses más: se hace inviable la ejecución de la obra porque estamos debiendo soportar aumentos del 300% durante el contrato”.

EL párrafo corresponde a Gonzalo Cordón, referente de la empresa Transredes, quien agregó que “con los 10 meses que tenemos de obra, más los 5 meses de recupero, cada vez va poniendo más difícil la ejecución del contrato y es oportuno poder hacer un ajuste más rápido”.

Junto a Guido Ighani (Rigel) y Facundo Ponce (Choel), en representación de las constructoras, además del secretario general de UOCRA, Raúl Silva, se planteó este miércoles en el Concejo Deliberante la necesidad de brindar herramientas al Ejecutivo municipal para poder abreviar los plazos de pago en tanto se extienda el contexto inflacionario.

SE NECESITA UN SISTEMA MAS AGIL

“Transitoriamente se necesita un sistema más ágil. Las reglas administrativas naturalmente lo hacen lento, pero en épocas de inflación superior al 20% mensual hay que tener otro tipo de dinámica que es la que se alcanza a través de herramientas de emergencia temporales para el Ejecutivo, hasta que la inflación pase a guarismos más razonables” explicó.

Para graficar la gravedad del caso, el empresario apuntó que el ritmo de obra de la ciudad “no está ni cerca de lo que debería ser”, ya que el contexto señalado antes complica las ejecuciones en tiempo y forma.

“Como se está viviendo esta situación, y para no terminar en contratos inconclusos -que es lo que va a pasar si no se modifican las herramientas- es que se propone esta metodología con la cual creo que se podría llegar a reactivar bien al ritmo que debe ser”, añadió.

MAS DE 800 EMPLEOS CAIDOS

Mientras el rubro de la construcción atraviesa una grave crisis en todo el país dada la paralización de la obra pública nacional - que en Comodoro alcanza el 100% según lo expuesto en el encuentro con concejales-, entre el personal desvinculado y suspendido suman 800 los empleos caídos para UOCRA en los últimos meses, desde donde advierten que de no mediar acciones se sumarían al menos otros 400 en el corto plazo.

Ariel Montenegro, concejal referenciado en UOCRA, expuso que las constructoras locales no llegan a cubrir los costos de obra con la demora en los pagos. “Silva comentó que son 800 los despidos del sector; podrían ser 1200 de continuar a este ritmo. El contexto demuestra que no tenemos obras nacionales ni provinciales; entonces el sector depende netamente de la obra pública municipal. Además, el presupuesto aprobado el año pasado para 2024 tenía cierto tipo de obras, pero con la inflación el número es mucho menor. No creo que alcancemos a cubrir la cantidad de obreros desocupados que tenemos hoy, pero sí mantener una brecha y que el número de desempleo en la ciudad no aumente”, sostuvo.

Construcción 800 desocupados en solo tres meses (1).jpg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico