Critican a Camioneros por apropiarse del estacionamiento 

Los trabajadores de la obra social del Sindicato de Camioneros utilizan conos para impedir que otros vecinos puedan estacionar sus vehículos sobre Rivadavia, entre Urquiza y Alsina. Los conos se colocan por la tarde noche y solo son quitados cuando uno de los referentes llega al edificio.

En la avenida Rivadavia, entre Urquiza y Alsina, es seguro que hay dos espacios sin poder estacionar. Es que el personal de la obra social del Sindicato de Camioneros coloca conos para “asegurarse” que sus autoridades puedan estacionar en la puerta del edificio.

Según pudo saber El Patagónico, la medida no cuenta con autorización de la Dirección de Tránsito y es ejecutada por la obra social del gremio en perjuicio de los vecinos de la zona.

Desde que se habilitó la circulación por la avenida Rivadavia, el personal coloca conos o baldes con cemento para evitar que cualquier mortal pueda estacionar su vehículo. Cansados de la situación, muchos deciden moverlos o sacarlos de la calle ya que la zona es muy requerida debido a los servicios que presta la misma obra social.

Otros deciden callarse ante el temor a represalias. Es que automovilistas que decidieron quitar los conos se encontraron con su vehículo rayado. “Hace meses que no se puede estacionar porque los señores se guardan el lugar. Piensan que la calle es de ellos”, cuestionan los vecinos que pidieron resguardar su identidad.

Una de las “beneficiadas del estacionamiento exclusivo” de Camioneros sobre la Rivadavia es una de las trabajadoras que está involucrada en la causa de hurto de vacunas del Hospital Regional. Esta persona llega todos los días a las 8 y con señas de mano pide a sus compañeros que muevan los conos para poder dejar su auto. La secuencia es cotidiana en la zona.

“Es una vergüenza lo que hacen. Se adueñan de la calle. Si fuera que guardan el lugar para que estacione un camión para la obra que están haciendo, lo puedo entender. Pero lo guardan para ellos. ¿Qué les cuesta caminar? ¿Tanta coronita tienen?”, cuestionan los vecinos.

“Hay días donde se van los dueños de los autos y vuelven a poner conos. El de seguridad te mira si los movés. El trabajador no tiene nada que ver. Cumple órdenes, como todos. Los vivos son los de arriba. Nos cansamos de denunciar esto y no hacen nada. Todos tenemos derecho a estacionar en esta zona”, destacaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico