¿Cuál es el equipo más campeón en el fútbol local?

Al ritmo del descubrimiento del petróleo, los pioneros de la ciudad le dieron lugar a la máxima pasión deportiva de los argentinos. El Club Atlético Florentino Ameghino fue el primero en consagrarse, mientras que con el paso del tiempo Huracán y Jorge Newbery –ex Nacional– marcaron la tendencia. Hasta que irrumpió la CAI, que en poco tiempo se ubicó entre los primeros.

Luego del descubrimiento del petróleo –13 de diciembre de 1907–, no pasarían muchos años para que los partidos o ‘picaditos’ de fútbol entre los empleados y obreros comenzaran a poblar las improvisadas canchas de tierra, y darle el inicio oficial a los torneos de fútbol Comodoro Rivadavia que, al día de la fecha, no cuentan con datos oficiales registrados por el organismo que los rige.

LOS MOSQUETEROS

“Pour la noblesse” (‘A la nobleza’ en su traducción al español) fue el primer torneo oficial, que encontró en el Club Atlético Florentino Ameghino dando el primer grito de gloria en la tierra del viento en 1922, según reza en el libro “La historia grande del fútbol comodorense” de Joaquín Atilio De Sousa Inacio, así como en los archivos personales del dedicado periodista Dick Almonacid.

Ya en 1917 se practicaban deportes en el campamento de YPF, entre obreros y otros empleados. Eran épocas de bonanza y todo giraba en torno a Yacimientos Petrolíferos Fiscales, incluso los tiempos de recreación de su personal.

Por supuesto que todo es materia de confirmación, dado que desde la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia no existe un documento oficial que confirme o desmienta la historia de clubes que en sus principios supieron brillar y en los últimos tiempos vivieron la decadencia total. Incluso, varias entidades se fusionaron para dar vida a los clubes tal como ahora los conocemos.

Un partido jugado entre dos equipos (divididos en obreros y empleados de YPF), el 9 de setiembre de 1918, dio el puntapié de lo que sería la antesala de la competencia oficial.

Para ese entonces, la administración de YPF cedió a los obreros una parcela en el barrio Belgrano, al pie del cerro Hermitte. Entonces, “Obreros” se convierte en el Club Germinal el 1 de febrero de 1919 (en alusión a la novela de Emilio Zolá, escrita en 1885, sobre la vida de los mineros y una huelga cruelmente reprimida en Francia, poniendo énfasis en la lucha de clases). Los colores de la bandera (roja) rendirían homenaje a esa revuelta.

El 3 de junio de 1923, en asamblea resuelven llamarle Club Atlético Florentino Ameghino, en homenaje al sabio naturalista argentino de fama mundial, fallecido en La Plata el 6 de agosto de 1911. De la mano del fútbol, la entidad también promovió el básquet en ambas ramas.

Sería el CAFA el encargado del primer grito de gloria en 1922 (a la actualidad sumarían 21), mientras que el crecimiento demográfico de mano de la industria haría que el club emigre de distintos puntos de zona norte. Hasta su ubicación a la ladera del cerro, en el lugar conocido como “La Heladera”.

El 20 de junio de 1963 inauguró la tribuna denominada Jesús Garré y el 29 de junio de 1963 estrenó el primer túnel del fútbol en la zona llamado Paco Castillo, con el partido Ameghino 6 - Saavedra 2.

Si acaso hacía falta algún contratiempo más en la historia del CAFA, en 1989, se quemó parte de las instalaciones del Club. Se perdieron en esa oportunidad indumentaria, documentación y material de información histórica, además de los bienes patrimoniales de la institución.

Con la privatización de la empresa YPF, tanto Ameghino como todas las entidades dependientes de la empresa estatal sufrieron los avatares económicos e institucionales.

GIMNASIA Y SU DIVERSIDAD

Con dos años de fundación (16 de mayo 1921, cuando dejó de llamarse Club Atlético Independiente), Gimnasia fue protagonista en fútbol para conseguir el segundo campeonato del año 23 (además del 25, 26 y 38). Aunque su despliegue no sólo fue futbolístico, porque la institución también abarcaba básquet, bochas, tenis y juegos de salón.

Es la entidad que le promulgó las carreras atléticas por las calles de una ciudad petrolera, a tal punto de establecer la clásica corrida que cada año recorría las vías de tierra.

En la actualidad, el básquetbol es la carta de presentación de la entidad “verde”. En cuanto al fútbol, alternó campeonatos con Ameghino hasta 1925, donde apareció otro protagonista en escena.

LA ANTESALA DEL “LOBO”

Antes de llamarse Club Atlético Jorge Newbery, el “Lobo” tuvo su antecesor en Nacional Foot-Ball Club (fundado el 19 de abril de 1924, tras la fusión de Sportivo Rivadavia y Corres y Telégrafos).

En este lugar surge la duda, porque para la familia “aeronauta”, los cinco títulos obtenidos (en 1925, 1927, 1928, 1929 y 1933) por Nacional, los suman a los obtenidos con el nombre del que rinde homenaje al famoso aviador, dado que por disposición del presidente Agustín Pedro Justo se prohibió la aprobación del nombre “Nacional” en toda institución.

El nombre debutó en lo alto, venciendo a Gimnasia y Esgrima por 3 a 1, el 8 de julio de 1934. Desde 1932 posee terreno propio, situado en Ameghino 1901, y la construcción del campo de deportes comenzó el 15 de enero de 1934. El mismo se utilizó con algunas reformas hasta el 2004, cuando se tomó la iniciativa de renovar el campo de juego.

EL VUELO DEL “GLOBO”

Desde su fundación (el 22 de diciembre de 1927) al Clausura 2010, el Club Atlético Huracán suma 44 títulos en la instancia local, además de recibir por los torneos regionales a equipos de Primera división del fútbol argentino.

Su primer laurel lo consiguió en 1930, para dos años más tarde volver a escribir una nueva página en su historial de campeonatos obtenidos, darle continuidad en el ‘33, ‘34 y ‘35. Dejando de manifiesto que la zona sur de la ciudad también tenía jerarquía de juego, dado que por la vida de YPF la mayoría de opciones –no sólo deportivas sino económicas y de calidad de jugadores– se concentraba en las cercanías donde se descubrió petróleo.

LOS HISTORICOS Y OLVIDADOS

Catorce campeonatos suman al historial del Club Atlético Tiro Federal en la “A” (no hay datos de otras instancias), que lleva el dato de ser la entidad más antigua de zona norte (6 de mayo de 1917), mientras que en la actualidad participa del torneo local B, en su cancha de barrio Cemento de Kilómetro 3.

A la par, y con 13 laureles, se establece Talleres Juniors (22 de julio de 1926), institución deportiva que vivió su apogeo de la mano de la industria petrolera, y que tuvo su derrotero en los últimos diez años, donde hasta se llevaron el mástil del predio de barrio Sismográfica, donde hace esfuerzos para seguir vigente en el torneo local “C”.

FERRO, OESTE Y PETROQUIMICA

El 9 de diciembre de 1929, Kilómetro 5 pasaría a tener su club de fútbol con la formación de Ferrocarril del Estado, en conmemoración a la principal actividad que identificaba la zona, donde supo construir 9 títulos (el primero fue en 1948).

En tanto que cerró el 2014 manteniendo la categoría al golear a Laprida del Oeste por 4 a 1, para permanecer en la máxima competencia local, mientras se apresta para incursionar en el Torneo Federal C.

En similar sintonía, y con la misma racha de logros, Oeste Juniors supo acrecentar su historia a partir del ‘37, y luego con una supremacía en la década de los 60. El 17 de marzo de 1979 se fusionaría con Laprida, para luego separarse, con versiones cruzadas respecto al campo de juego. Actualmente participa del torneo local B.

Del Club Recreativo y Deportivo ComFerPet (Compañía Ferrocarrilera de Petróleo que tuvo dos fundaciones), surgió el Club Petroquímica, que ya de su antecesor atesoró tres torneos (‘65, ‘67 y ‘69) para darle continuidad en el ‘90 (dos títulos), ‘91, ‘92, 2000 y 2001. Hoy milita en la “A”, y al igual que Ferro se apresta para ser parte del Torneo Federal C.

Fuente: Angel Romero

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico