Dan un paso atrás con la penalización a clientes sexuales

El proyecto de ley que era impulsado por las legisladoras Estela Hernández y Gabriela Dufour sufrió un revés luego de que las diputadas tomaran contacto directo con trabajadoras sexuales organizadas que advierten sobre el carácter punitivo de la norma y la posibilidad de profundizar "la clandestinidad" de la actividad.

Semanas atrás se conoció la iniciativa de las diputadas del PJ- FpV, Estela Hernández y Gabriela Dufour quienes impulsaban proyecto tendiente a contribuir a la lucha contra la explotación sexual y la trata de personas. El proyecto de ley pretendía modificar el código contravencional en los artículos 82, 83 y 84 para que haya arresto de 20 a 120 días y una multa equivalente a 100% de un salario mínimo vital y móvil, que podrá ser incrementado hasta tres veces en casos de reincidencia, por ofrecer o entregar una suma de dinero o cualquier tipo de beneficio por el uso sexual de una persona.

Aunque, el proyecto ya fue presentado en la Legislatura provincial, las diputadas chubutenses se comprometieron con AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina) a incorporar un pie de página al proyecto en el cual "se advierte que no van avanzar el proyecto de ley para no generar legislación punitiva y criminalizante obre la actividad, advirtiendo que AMMAR se opone a este tipo de legislación y plantea alternativas que a futuro seguirán siendo tratadas".

La multa además sería aplicable en el caso de que el pago del dinero sea realizado por una tercera persona. En ningún caso son punibles por la comisión de este delito las personas receptoras del dinero, concretamente prostituídas.

Entre sus argumentos Dufour y Hernández hacían hincapié en fomentar el trabajo en sectores de la población vulnerables que deben caer en la prostitución y evitar el fomento de la creación de un negocio detrás del cuerpo de una mujer, niño o mujer trans que se ofrece para un servicio sexual.

Para profundizar el debate sobre este tema llegó a la ciudad de Comodoro Rivadavia, Georgina Orellano principal referente de la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas quien tras un encuentro con las legisladoras chubutenses agradeció la apertura al diálogo y la voluntad de seguir trabajando sobre alternativas necesarias para ordenar la actividad.

"Agradecemos la mesa de diálogo habilitada por los compañeros de la CTA le pudimos decir a las autoras del proyecto que estábamos totalmente en contra de la penalización al cliente, creemos que es una ley que solo nos empuja a un estado de mayor clandestinidad y mayor vulneración de derechos donde se le va a habilitar a la policía una nueva caja como único aporte", dijo Orellano en diálogo con Radio Del Mar.

Como contrapunto, desde AMMAR se propuso que "se trabaje en la derogación del artículo 81 que está vigente desde 1960 que le otorga poder a las fuerzas de seguridad poder para violentar a las mujeres que ofrecen sus servicios en lugares públicos". Además, se pidió que se le dé un nuevo impulso al "cupo laboral trans", para habilitar el mercado laboral formal para las trabajadoras sexuales que quieran salir de la actividad. Se apunta a las mujeres trans que son las que menos inserción laboral consiguen.

Aunque, el proyecto ya fue presentado en la Legislatura provincial, las diputadas chubutenses se comprometieron con AMMAR a incorporar un pie de página al proyecto en el cual "se advierte que no van avanzar el proyecto de ley para no generar legislación punitiva y criminalizante obre la actividad, advirtiendo que AMMAR se opone a este tipo de legislación y plantea alternativas que a futuro seguirán siendo tratadas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico