Desalojan a mujer que había usurpado vivienda desocupada

Un drama social se registró este miércoles cuando una mujer embarazada y madre de un niño de ocho años usurpó por casi cinco horas una vivienda desocupada en el barrio ARA San Juan ubicado en la zona de chacras de Caleta Olivia.

Afortunadamente, la policía y una asistente de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio desplegaron una tarea eficaz y pudieron resolver la crítica situación, convenciendo a la ocupante ilegal que depusiera su actitud.

Además, al margen de las instancias judiciales que este hecho generó, se le prometió que iba a tener un lugar de resguardo y contención alimentaria.

USURPAN38.jpg

Pudo saberse que su nombre es Sheila, de 28 años, quien sería oriunda de Pico Truncado y desde hace varias semanas estaba viviendo desamparada en una vieja carrocería de colectivo.

Una vecina de lugar le llevaba comida y a mediodía de hoy, con la ayuda de dos jóvenes, cuya identidad se desconoce, ingresó a la vivienda que estaba desocupada, para lo cual fue forzada la cerradura de la puerta.

La misma era propiedad de un muchacho que falleció hace casi dos años y su tío, Miguel Reinoso, contó a El Patagónico que él tenía previsto realizar reparaciones y construir otra casa en el mismo terreno para su hija, pero no podía hacerlo ahora por las medidas preventivas a la pandemia del Coronavirus.

Lo cierto es que cuando se supo de la ocupación ilegal, Miguel y otros vecinos se indignaron y llamaron a la policía, la cual tuvo que mediar en el conflicto, destacándose el buen accionar del personal de la Seccional Segunda a cargo del comisario inspector Sergio Rego.

USURPAN37.JPG

Por otra parte, la mujer había ingresado con un perro de raza dogo argentino, lo cual representaban un peligro para alguna persona que quisiera ingresar y expulsar a la mujer.

Finalmente el drama social se resolvió alrededor de las 16.45 cuando llegó un vehículo utilitario de Desarrollo Social a la cual ascendió Sheila, su hijo menor de edad e incluso en ese mismo rodado fue llevado el perro, desconociéndose el sitio donde iban a ser ubicados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico