Dos perros atacaron a una médica en el Centro

Una ginecóloga se dirigía el martes al Sanatorio La Española de la calle Mitre para dar de alta a dos pacientes, cuando fue mordida por dos perros que le provocaron graves heridas en sus piernas. A pesar del ataque, la profesional cumplió con su compromiso laboral y luego realizó la denuncia en la Seccional Primera. Desde la Policía adelantaron que se pedirá la intervención de la Municipalidad.

Siete heridas corto punzantes, dos de ellas con una longitud de 6 centímetros, fue el resultado del ataque de dos perros a una ginecóloga que presta servicios en el Sanatorio La Española, en pleno Centro de Comodoro Rivadavia.

El ataque se produjo el martes a las 14, cuando Marcela salía de atender consultorio en la sede que en Rivadavia y España tiene el mismo centro asistencial. La especialista iba camino a las instalaciones de la calle Mitre para dar de alta a dos pacientes que habían dado a luz mediante una cesaría cuando fue atacada por los canes.

En diálogo con El Patagónico, la médica explicó que caminaba por la vereda del Comando de la IX Brigada Mecanizada, sobre la calle Belgrano, cuando sintió que un perro negro de tamaño mediano olfateaba sus tobillos. “Yo no pensé que me podía llegar a morder, seguí caminando cuando sentí que el perro largo el ‘tarascazo’ y me rasgó el pantalón. Después se sumó otro perro y entre los dos me mordieron ambas pantorrillas”, describió Marcela.

“Como pude camine por mis propios medios hasta la guardia de la calle Mitre. Ahí pedí auxilio y el medico clínico de la guardia que me lavó las heridas, me saturó y me hizo el vendaje comprensivo. Luego subí a darles el alta a las pacientes”, detalló la especialista.

“TIENEN QUE HACER ALGO”

La médica asegura que siempre hace el mismo recorrido para trasladarse de una sede a otra y comúnmente suele caminar rápido porque su especialización “no tiene días ni horarios”.

Los canes le produjeron 7 heridas, dos de ellas con una longitud de más de 6 centímetros. Por esa razón decidió denunciar el ataque en la Seccional Primera donde le comunicaron que pedirán intervención de la Municipalidad ya que los perros tienen dueño. “La Policía se portó muy bien conmigo. Identificaron al dueño de los perros y me llevaron hasta su casa. Él dijo que se le habían escapado, que eran agresivos y que ya habían mordido a otras personas. Me pidió disculpas pero yo digo: ¿Cómo puede ser que tenga dos animales agresivos? Por su casa pasa mucha gente”, se preguntó.

Lo cierto es que los ataques en la zona se repiten. “A una médica también le rompieron el pantalón pero no llegaron a rasgarle la piel. En la guardia me dijeron que las mordidas que atienden son siempre de los perros que están en la Catedral”, aseguró la damnificada, que pidió que se multe al dueño y que ese dinero “sea destinado a los perros callejeros”.

Marcela por días se encuentra tomando calmantes y antibióticos. Asegura que no tiene dolor pero se le recomendó hacer reposo. Sin embargo, su vocación le llevó a atender a sus pacientes como todos los días. “Es mi profesión. Yo me siento en condiciones de hacer mi trabajo porque cuando se tiene un bebé no hay día ni horario”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico