El árbitro golpeado no le tuvo contemplación a su agresora

"No entiendo su reacción. No recibí sus disculpas y no me interesa", indicó el árbitro sobre la futbolista que recibió un año de castigo por agredirlo. "Lo que opine la gente de mí me tiene sin cuidado", agregó.

Tal como se consignó el jueves por la noche, Géssica Corbalán, la jugadora del CEC que agredió a un árbitro el pasado domingo, recibió un año de sanción de parte del Tribunal de Penas de la Liga del Valle.

Gustavo Monsalves, el referí agredido, dialogó con Tiempo Deportivo, que se emite por Cadena Tiempo. “No está bueno que pasen este tipo de cosas en el fútbol. Resuena un poco más porque es el femenino y porque una mujer le pegó a un hombre. Pero si hubiera pasado en el masculino, habría estado igual de mal”, consideró.

El hecho, tal como se describió, ocurrió de este modo. A los 38 minutos del segundo tiempo del partido ante Mar-Che, válido por la quinta fecha del Torneo Oficial, Corbalán le propinó un golpe de puño a Monsalves tras haber sido expulsada por doble amonestación en la cancha auxiliar de Racing.

“No entiendo la reacción. No tengo idea, quizás influyó el hecho de que estaban ganando 2-0 y se lo dio vuelta el rival. Supongo que es eso, no lo sé”, comentó.

“Yo no le dije nada a la jugadora, que me insultó. Me manejo en el femenino con doble o triple de cuidado que en el masculino. Estoy muy tranquilo con el trabajo que hago”, indicó.

“No recibí las disculpas de la jugadora y no me interesa”, sentenció. Sobre una denuncia judicial, Monsalves dijo: “Mi abogado encargado de temas de arbitraje está en eso”.

Consultado sobre su personalidad, dijo: “Puede gustarte o no, es mi personalidad; yo soy así, mientras yo dirija sin faltarle el respeto, está bien. No soy el más loco dirigiendo”.

Al margen de la sanción a Corbalán, hubo diez fechas de castigo para Bárbara Sosa, arquera de CEC (Club Empleados de Comercio), por insultos a Monsalves. Además, el partido fue finalizado con el marcador al momento de la suspensión. Se ratificó el 3-2 a favor de Mar-Che.

En redes sociales Corbalán, que había convertido de tiro libre el primer gol de su equipo, recibió un apoyo masivo. “No presté atención a que cantidad había de gente comentando. Me tiene sin cuidado lo que diga la gente, no me importa”, señaló el árbitro.

“Las redes sociales son lugares donde la gente habla sin control, donde ensucia y donde no pide disculpas. Se arman cuentas truchas para insultar. Por eso no presto atención a las redes”, acotó.

En esa tónica, hizo críticas a jugadores, jugadoras y a un sector del público. “No todos los que juegan al futbol saben jugar al futbol. Algunos y algunas juegan porque les gusta, no porque sepan jugar. Les falta a esos aprender a jugar y aprender el reglamento. Patean y no saben el reglamento. Y hay mucha gente que grita sin saber”, puntualizó.

Fuente: Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico