"El Bice tiene que ser un banco de desarrollo"

Pablo García, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior, trazó los objetivos de su gestión en diálogo con Biz. En el primer semestre de este año, el 95% de los préstamos de inversión fueron dirigidos a las pyme.

"Tenemos un banco enfocado en financiar la producción", afirmó Pablo García, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) respecto a los objetivos de su gestión.
"Tratamos de acercar instrumentos financieros que apuntalen lo que es la política productiva en el sector pyme", señaló y los números del banco le dan la razón (ver recuadro).

Periodista: ¿Cómo es esta nueva etapa del BICE?
Pablo García: El cambio fundamental desde que comenzó el Gobierno es que el accionista principal ya no es el Ministerio de Economía sino el de Producción. Lo que tenemos ahora es un banco enfocado en financiar la producción y trabajamos muy coordinado con el Ministerio. Tratamos de acercar instrumentos financieros que apuntalen lo que es la política productiva en el sector pyme.

P.: ¿Cuál es la estrategia general que llevan adelante?
P.G.: Queremos que el banco sea un banco de desarrollo, en el sentido de que mira los proyectos nos solo por la rentabilidad financiera sino también teniendo en cuenta la rentabilidad social y económica. Y para eso tenemos dos objetivos grandes. Uno es tener un foco muy fuerte en las pyme, de los proyectos de inversión que hemos financiado en lo que va del año el 95% fueron a pyme. Tratando de apoyar el financiamiento pyme en todo el ciclo de la empresa, desde que ingresan al sistema financiero con líneas específicas para bancarizar a las empresas que no son sujetas de créditos con la línea "Primer crédito pyme". Después para cuando la empresa crece tenemos líneas de inversión y de capital de trabajo. Cuando la pyme empieza a exportar hay una batería para el comercio exterior y ahí tenemos prefinanciación y financiación de exportaciones y una línea nueva que les permite a las pyme darles financiamiento a sus clientes. Ya al final del proceso a empresas que quieren expandirse en el exterior, nosotros financiamos desde acá la expansión internacional. El segundo objetivo tiene que ver con el largo plazo, lo que nos hemos propuesto es no solo prestar a largo plazo sino hacer que el resto del sistema lo haga. Y este objetivo tratamos de hacerlo de tres maneras. Primero prestamos a largo plazo, en pesos hasta 15 años y en dólares hasta 10 años. Otra forma es sindicando, lo que hacemos es que si hay un proyecto de largo plazo y otro banco puede financiar una parte pero no todo el plazo, nosotros le completamos la parte larga del préstamo. Y la tercera forma es prestarles nosotros a largo a plazo a los bancos, trabajamos como banco de segundo piso.

P.: ¿Cómo se fondean?
P.G.: Más allá de ser un banco público, no tenemos ninguna partida presupuestaria para el banco. Nuestro esquema de fondeo es un mix entre dos cosas que fue un cambio grande que hicimos. Antes el banco se financiaba con fondos públicos, generalmente del ANSES, y con eso compraba títulos públicos o Lebac, era súper rentable pero no cumplía su función. Ahora un parte del fondeo viene del mercado a través de la oferta pública con la emisión de ON y captamos depósitos de institucionales a más de 180 días y por otra parte trabajamos con organismos multilaterales, con créditos de muy largo plazo y muy baratos. Estas dos cosas es lo que nos permite financiar a largo plazo y con tasas de interés que no son subsidiadas pero que son razonables.
P.: ¿Cuál es el nivel de tasas de los préstamos?
P.G.: Depende de cada línea. Para el sector pyme la lógica es que empiecen a financiarse con tasas variables, creemos que la economía definitivamente está en un sendero de desinflación que va a llevar a que las tasas de interés empiecen a bajar, pero sabiendo que puede ser difícil decidirse a invertir a largo plazo a tasa variable le pusimos un techo.

P.: ¿Deficiencias de las pyme al momento de tomar el cré-
dito?
P.G.: Hay tres aspectos. Uno es la informalidad, hay muchas empresas que sus balances no reflejan la realidad y es muy difícil financiarlas. El segundo tema tiene que ver con las garantías, tienen un buen proyecto pero poco patrimonio, y el tercer tema, el más importante, es un problema que no es de las pyme sino de los bancos y del propio Estado, y es la burocracia para poder acceder a un crédito, lo que complica mucho a la pyme gestionar el préstamo. Por eso estamos trabajando fuerte para darles asistencia a las pyme para facilitarles el acceso y estamos simplificando los trámites para realizarlos de forma on line.

P.: En la actualidad falta financiamiento para las pyme...
P.G.: El déficit de financiamiento tiene que ver con una cuestión estructural, hoy los activos el sistema financiero son menos del 15% cuando en los países de la región están en alrededor del 90%. Para poder hacer que la torta sea más grande tenemos que lograr es que el depositante ponga la plata en el sistema y que el sistema la preste a las empresas, y para eso el sistema tiene que ir convergiendo a tener tasas de interés pasivas y activas positivas y que sean previsibles, y esa es la tarea que está haciendo el Banco Central.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico