El carnicero que mató a Liempis continuará preso otros dos meses

El carnicero Kevin Martínez continuará detenido con prisión preventiva por otros dos meses. El pedido lo realizó la Fiscalía durante la revisión de la medida de coerción. El juez natural de la causa hizo lugar a esa medida cautelar. La investigación concluye en julio.

En virtud del vencimiento de la medida de coerción que le fue dictada a Josué Kevin Martínez (23) durante el control de detención y apertura de la investigación preparatoria, se llevó a cabo la correspondiente revisión. El acto fue presidido por el juez natural, Jorge Odorisio. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general, Cecilia Codina, mientras que el imputado recibió la asistencia del abogado particular, Francisco Romero.

En ese marco, la acusadora le solicitó al juez que ordene el mantenimiento de la prisión preventiva, puesto que hasta el momento no variaron las condiciones por las cuales fue dictada al momento de la apertura de la investigación y persisten los peligros procesales.

Por su parte la defensa requirió que se morigere la medida de coerción y tras escuchar a las partes el juez resolvió hacer lugar al planteo de la parte acusadora por entender que se trató de un hecho de suma gravedad y coincidir con esa parte respecto de los peligros procesales.

En razón de ello, confirmó la prisión preventiva del carnicero por el plazo de 60 días, la cual vencerá junto con el plazo de la investigación.

Hay que recordar que Martínez está imputado por el delito de homicidio simple. Ello, por el hecho que el 8 de abril tuvo como víctima a Abelardo Liempis (25), quien murió producto de la herida de arma blanca que recibió a las 22:30 de esa jornada.

Aquel domingo la víctima, junto a su pareja, fueron a comprar al mercado “Daniela”, ubicado en la calle Código 475 al 220 del barrio Mario Abel Amaya y fueron atendidos a través de una reja.

Allí compraron una caja de hamburguesas y tras efectuar el pago se inició una discusión con la almacenera, quien fue amenazada por el comprador. Por esa razón salió del comercio el esposo de la mujer portando un trozo de hierro en la mano y comenzó a forcejearon con Liempis.

Ese episodio motivó al carnicero Martínez a tomar intervención y salir en defensa del dueño del almacén con un cuchillo, el cual empleó para herir a Liempis, causando su muerte en contados minutos.

Si bien la estrategia de la Defensa Pública que asistió en un primer momento a Martínez planteó la legítima defensa de un tercero y el propio imputado sostuvo que se dejó llevar por la ira y porque Liempis se llevó la mano a la cintura como para sacar un arma, el juez formalizó la causa por homicidio simple.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico