El caso de Lorena Paredes llegará a juicio: "Si él no va preso, me va a matar"

El caso de la joven Lorena Paredes, quien fue golpeada y torturada por Luis Rubén Vidal, en octubre de 2018, llegará a juicio el lunes. Insólitamente, la Justicia consideró la calificación de la causa como "lesiones leves", aunque el ataque haya sido "brutal".

El martes 2 de octubre de 2018, poco después de la medianoche, Lorena Paredes se presentó en la casa de Luis Vidal, con quien había iniciado una relación meses atrás, pero al poco tiempo de iniciada se transformó en conflictiva.

Ese día Lorena iba a hablar con la mamá de Vidal por una serie de mensajes que había recibido su propia madre, pero en ese momento Vidal salió de la casa y la golpeó violentamente con un objeto en la cabeza que la dejó inconsciente.

Luego la arrastró al taller que el agresor tiene en la casa de su progenitora y le propinó una brutal golpiza. En dos ocasiones la roció con un fluido y ella temió que le prendiera fuego, torturándola alrededor de una hora y media. En un momento ingresó una persona al taller y poco tiempo después llegó la policía.

Lorena recordó ante El Patagónico que esa relación con Luis Vidal “fue extremadamente violenta” y desde el mes de junio de aquel año “comenzaron las denuncias. Yo, primero, tenía mucho miedo por mi familia y en el trabajo como veían que siempre iba golpeada me dijeron que empiece a denunciar”.

A partir de ahí “la cosa empeoró”, confesó la mujer y Vidal a pesar de contar con medidas de prohibición de acercamiento hacia su víctima “nunca las respetó”.

“Me hostigó por todos lados, amenazó a mi familia, tuve que resguardarme en la casa de una amiga, cambié de dirección, me siguió hasta la nueva casa”, señaló ante este medio.

Ese 2 de octubre de 2018: “Salió él con un fierro, me comenzó a golpear, a torturar dentro del local donde trabajaba. Me pegó con el caño por todos lados; los ojos, los oídos, la cabeza, me azotó con cables, me roció con kerosene, me amenazó con una maza, que me iba a matar”, describió de aquel aterrador momento que le tocó vivir y del cual fue sobreviviente.

lorena paredes.jpg

Ante los desgarradores gritos de la mujer, dieron aviso a la Policía que llegó en el momento justo “en que él me iba a dar el mazazo” contó. “El mismo le pegó a la madre, cuando lo trataba de retener. Cuando llegó la policial yo gateaba, no podía las piernas, salí, si ver y me metieron dentro del móvil (policial)”.

Lorena aseguró que en esa oportunidad Vidal no fue detenido “eso estuvo mal y él se encerró dentro del garaje diciendo que yo no tenía que estar ahí, que tenía una prohibición, cuando el las incumplió”.

Al día siguiente, la madre de Lorena fue hasta fiscalía con todas las denuncias contra Luis Vidal. “Tomaron las denuncias, mandaron a la Comisaría de la Mujer, me tomaron testimonios. Yo sentí que era como otra denuncia más” y “amigos y mi mamá sacaron fotos de cómo me encontraba, y publicar lo que relataba en las redes, de como estaba”.

A partir de ahí y después de que se hiciera público el caso “me contactó la fiscal para decirme que iba a encargar el caso e iba a ir a juicio. La Fiscalía venia juntando denuncias y decían que no era suficiente”. La fiscal que, hasta este momento atiende el caso, es María Laura Blanco.

El violento sigue en libertada y cuenta con una tobillera electrónica para evitar que se acerque a Lorena, estando imputado por “lesiones leves y amenazas”.

Su víctima contó que, desde el mes de noviembre del 2020, su agresor “comenzó a venir a mi barrio, siendo que en el dispositivo (tobillera electrónica) figura, y yo diciéndole a la fiscal que me figura el dispositivo que lo tengo afuera de mi casa y del Centro de Monitoreo me dicen que no salga de mi casa”.

“El debería tener (prisión) preventiva, por lo menos, hasta el juicio y no es así, está libre. Ayer, nos llaman del Centro de Monitoreo diciendo que él estaba cerca. A días del juicio no para de hacerme daño”, expresó. “Y la fiscal me vuelve a proponer hacer un arreglo y obviamente le dije que no”.

luis vidal.jpg

Lorena aseveró que “necesito que se haga el juicio porque si no él me va a venir a matar. Yo no puedo arreglar y dejar que esto pase como si nada”. El lunes comenzará el juicio contra Luis Vidal y la Justicia consideró la calificación del caso como “lesiones leves”, aunque el ataque haya sido “brutal”.

“En lugar de cambiar al carátula a intento de femicidio, lo que hizo fue tratar de pedir un arreglo, o incluso, la pena máxima de lesiones leves son cuatro años, pero no está segura de pedir esos años”, aseguró Paredes en referencia a la fiscal Blanco.

“Espero que le den condena y que sea efectiva, porque más allá de lo que me hizo a mí también salió una denuncia, que le pegó con una pala a una menor y quedó en la nada”, manifestó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico