El hijo del dueño de una panadería implicado en el robo al locutorio

Se desarrolló otra jornada por el juicio contra la banda que asaltó el locutorio del barrio Fuchs en 2020. Testigos indicaron que la camioneta utilizada para llegar y huir pertenecía al dueño de la panadería "La Ronda" y que quien la manejó fue su hijo Nicolás Méndez, uno de los tres imputados. 

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia continuó este martes el juicio oral y público contra Santiago Ferrín, Diego Acosta y Nicolás Méndez, imputados por el robo al “Locutorio Alcorta” -ubicado en Malvinas y Figueroa-, registrado el sábado 19 de septiembre de 2020. Ferrín y Acosta ingresaron, amenazaron con un arma de fuego a la empleada y se llevaron dinero y botellas de cervezas. Después escaparon a bordo de una Fiat Fiorino con el logo de la panadería “La Ronda”.

El tribunal de debate está integrado por los jueces Daniela Arcuri, Alejandro Soñis y María Laura Martini y este martes se escucharon los testimonios de miembros de la fuerza policial que tuvieron intervención en el asalto. Un oficial recordó que colaboró con el relevamiento de cámaras de seguridad de ese sector comercial del barrio José Fuchs. Indicó que en una de las cámaras de un comercio cercano observaron a los mismos sujetos imputados ingresando al local, y que minutos después subieron a una camioneta blanca con el logo de la panadería mencionada.

WhatsApp Image 2022-09-06 at 7.43.46 PM.jpeg

El testigo describió que al practicar averiguaciones les informaron que de “ese tipo de camionetas había dos, una afectada al reparto en la zona norte de la ciudad y otra que la usaba el hijo del dueño”, de apellido Méndez.

Otro testigo -exintegrante de la Brigada de Investigaciones- se refirió a la vigilancia que efectuó previo al allanamiento de la casa de Méndez. Puntualizó que observó la camioneta dentro de la vivienda de Méndez, donde además estaba junto a otros sujetos y consumían bebidas alcohólicas.

Un tercer testigo fue el oficial de policía que practicó el allanamiento, donde se secuestraron armas y las ropas utilizadas en el robo. Y otro integrante de la Brigada mencionó su trabajo sobre el relevamiento de cámaras de seguridad en un local cercano, donde quedaron registrados los dos imputados que descendieron de la camioneta con el logo de la panadería, ingresaron al locutorio y luego se retiraron “a todo lo que da” en el mencionado vehículo.

El caso está a cargo de la fiscal Andrea Rubio y del funcionario Maximiliano Morsucci, mientras que la defensa de Ferrín es responsabilidad de Eduardo Stepa; la de Acosta de Alicia Dramesino y la de Méndez de Guillermo Iglesias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico