El juez Freiler pidió que se declare la "nulidad" de su suspensión

El camarista federal Eduardo Freiler pidió ayer que se declare la "nulidad" de la resolución del Consejo de la Magistratura de la Nación que lo suspendió por seis meses y abrió el paso a un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones.

En la acción de amparo ante los tribunales del fuero federal en lo contencioso administrativo, Freiler solicitó también que se dicte una medida cautelar que suspenda la resolución 275/2017 dictada por el Consejo de la Magistratura el 17 de agosto último.
En su presentación, registrada bajo el número de expediente 59.585/2017, y con el patrocinio del abogado José Olivares, el camarista Freiler ofreció como testigos al exconsejero de la magistratura Ruperto Godoy y a quien lo reemplazó en el cargo, el también senador nacional Mario Pais.
"La resolución que aquí impugno es producto de una indiscutible desviación de poder que alteró deliberadamente el equilibrio de las representaciones en el seno del Consejo", expuso Freiler al referirse a supuestas anomalías para evitar que alguno de los dos legisladores que ofreció como testigos estuvieran presentes en la sesión en la que se resolvió suspenderlo.
Para el suspendido camarista, el trámite en el Consejo "estuvo plagado de irregularidades e ilegalidades que afectaron los principios de legalidad y razonabilidad que deben imperar en un proceso disciplinario, y con mayor celo cuando quien se investiga es un magistrado, en tanto se pone en juego y riesgo la independencia judicial".
Freiler afirmó que luego de una denuncia por "enriquecimiento ilícito", se le atribuyó una "vida con lujo asiático", pero concluyeron acusándolo por "mal desempeño" en función de fallos de su autoría y supuestas irregularidades en sus declaraciones juradas, deudas impositivas, "un inexistente desequilibrio entre mis ingresos y egresos en base a erróneas presunciones".
El suspendido camarista lamentó que se hayan pedido informes a entidades bancarias sobre operaciones y consumos, en violación a la denominada ley de entidades financieras.
"Se investigó, injustificada e intempestivamente, y sin ponerla en conocimiento de ello, a mi excónyuge, Juez de Cámara en el Fuero Civil", Marcela Pérez Pardo y a sus padres e hijos, "mi familia política y mis amigos" lo que "significó una grave intromisión" a la intimidad "sin ninguna necesidad ni fundamento jurídico".
El Consejo de la Magistratura aprobó a mediados del mes pasado la suspensión del camarista federal y lo envió a un jury de enjuiciamiento. El proceso fue avalado por ocho consejeros, luego de que se destrabara la mayoría necesaria para avanzar con su eventual destitución.
Freiler dijo que el Consejo desoyó sus argumento y que la suspensión y la elevación a "Jury" fue aprobada por la "mayoría automática que representa al oficialismo gubernamental en la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura.
"Se han violado los principios de competencia, independencia, legalidad, imparcialidad y razonabilidad", porque "al momento de decidir respecto de mi situación, el cuerpo que debía formar la voluntad colegiada se encontraba forzadamente incompleto, de modo que no tenía el "equilibrio"" que ordena la Constitución Nacional, agregó Freiler.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico