El machirulo argumento para defender a Cabak

"El hombre una bestia copuladora y la mujer lo encerró en la cárcel del matrimonio", dijo el abogado Mauricio D'Alessandro, desatando indignación.

El abogado Mauricio D’Alessandro se metió en el debate sobre la separación del Horacio Cabak de Verónica Soldato y generó indignación con sus retrógradas y machistas declaraciones para hacerle el aguante al panelista de Polémica en el bar tras el descubrimiento de sus numerosas infidelidades.

"Hay un hombre que lastimó a los tres hijos, a la mujer, que se le río en la cara, hay cosas gravísimas, hablaba con la mina desde la clínica, y ella llorando el covid. Que no diga que es una situación compleja, que diga ‘le pido perdón a mis hijos y a mi mujer por la cagada que me mandé’ y listo. Y reconoce que los lastimó”, estaba diciendo una panelista de Canal 13 cuando el letrado intervino para bancar a su compañero del ciclo de América.

"Un hombre que no se casó como él, que estuvo 27 años, que no asumió el compromiso de la libreta, por ahí, en su fuero íntimo, sabedor de que era infiel, no quiso aceptar. Él no le fue infiel a los hijos”, dijo en forma provocadora el letrado.

"Él nunca asumió el compromiso. En el reino animal, hay solo tres especies que son monógamas: el pájaro bobo, su nombre lo indica, el caballito de mar, el animal más boludo después de la esponja, y el tercero el chajá. Esto lo dice Schopenhauer en el siglo XIX, que además dice ‘la mujer está destinada a procrear y el hombre a copular’”, planteó el abogado de Matías Morla incrementando la indignación de las integrantes del programa.

"¿Vieron que, cuando van a una juguetería, del lado de los varones hay arcos, astronautas, flechas, aros de básquet, autos, pelotas? Del lado de la mujer, lo único que hay son bebés. Porque la mujer, en lo único que piensa es en procrear, desde que nace, es genético. Había 100 mujeres por cada hombre hace 12 mil años. El hombre era una bestia copuladora que iba de tribu en tribu copulando. Después, la mujer, que es muy inteligente, fue cambiando este sistema”, siguió D’Alessandro asegurando que los estereotipos y mandatos marcados por la cultura son naturales.

"¿Cómo la mujer capturó al hombre? ¿Cómo la mujer encerró en la cárcel del matrimonio al hombre?, añadió el abogado.

"El instinto paterno no existe, el materno sí. Es genético. Eso también lo dice Schopenhauer: como la mujer solo piensa en procrear, no puede tener varias parejas porque no sabe quién es el padre", redobló la apuesta el letrado. "La mujer suelta una liana cuando ya cazó otra. Y el hombre, puede mantener tres, cuatro, cinco amantes a la vez", añadió mientras las panelistas le decían que deje de hablar pavadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico